Dengue amenaza 1,000 millones de personas

This undated photo courtesy of Sanaria, Inc. of Rockville, Maryland, shows Malaria infected mosquitoes ready for dissection in the lab's manufacturing facility during vaccine production. A new kind of malaria vaccine that mimics the effects of mosquito bites has shown early promise by offering 100 percent protection to a dozen human volunteers, researchers said August 8, 2013. Maryland-based Sanaria's PfSPZ vaccine contains live parasites and is complicated to make because it requires scientists to dissect the salivary glands of mosquitoes to get at the parasites that cause malaria. These sporozoites are then weakened so they cannot cause illness and incorporated into a vaccine which must be injected into a person's veins several times, with each shot about a month apart.   == RESTRICTED TO EDITORIAL USE / MANDATORY CREDIT: AFP PHOTO / Sanaria Inc. / Robert Thompson / NO SALES / NO MARKETING / NO ADVERTISING CAMPAIGNS / DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS ==

Unos 1,000 millones de personas estarán expuestas a enfermedades como la fiebre del dengue a finales del siglo XXI, a medida que aumenta la temperatura global, según un estudio publicado ayer en la revista especializada Plos Neglected Tropical Diseases.
“El cambio climático es la mayor y más completa amenaza para la seguridad sanitaria mundial. Los mosquitos son solo una parte del desafío, pero después del brote de zika en Brasil en 2015, estamos especialmente preocupados por lo que viene después”, apuntó el autor principal, Colin Carlson, de la Universidad de Georgetown (EE.UU.).
El informe analizó lo que sucederá en el futuro si los dos mosquitos portadores de dengue más comunes, Aedes aegypti y Aedes albopictus, trasladan sus localizaciones a medida que la temperatura mundial cambia a lo largo de décadas. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mosquito es uno de los animales más mortíferos del mundo, ya que transmite enfermedades que causan millones de muertes cada año.
Tanto el Aedes aegypti como el Aedes albopictus pueden transmitir los virus del dengue, chikunguña y zika, así como al menos más de una decena de otras enfermedades emergentes que, según los investigadores, podrían ser una amenaza en los próximos 50 años. Con el calentamiento global, dicen los científicos, casi toda la población mundial podría estar expuesta en algún momento en los próximos 50 años.
A medida que aumente la temperatura, los expertos pronostican transmisiones durante todo el año en los trópicos.