Denuncian abusos a estudiantes UASD

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/CBEBBCBF-ECD5-41A7-BBBC-87541F7002C3.jpeg

POR MARIEN ARISTY CAPITAN
El Frente Estudiantil Flavio Suero (FEFLAS) denunció ayer que en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) se cometen todo tipo de abusos contra los estudiantes, tales como el acoso sexual, la pérdida de las notas y la venta compulsiva de libros y folletos que escriben profesores.

Otra de las prácticas recurrentes de los docentes uasdianos, según FEFLAS, es no entregar las calificaciones de los estudiantes. La última vez que esto sucedió fue con las notas del semestre y el verano pasados, que aún no han sido entregadas por treinta y ocho profesores.

Respecto a los profesores que aún no han entregado las notas, Marcelino se quejó de que no han recibido ninguna sanción a pesar de que los sometieron ante el Consejo Universitario.

“Este asunto de la publicación tardía de las notas es algo recurrente cada semestre, los estudiantes no pueden con certeza inscribir las materias próximas en cada proceso de reinscripción. Hacemos esta denuncia porque estamos hartos de lo mismo”.  Tras indicar que han recibido todo tipo de amenazas después que publicaran los nombres de los profesores que no han publicado sus notas en su boletín “A Ojo Pela’O”, Marcelino subrayó que su objetivo no es dañar ninguna reputación sino que cese esta práctica.

Y es que, tal como dice, los estudiantes están cansados de que se abuse de ellos. “En la universidad cada segundo se cometen abusos contra los estudiantes; la venta compulsiva de libros y folletos es la mejor manera de aumentar los ingresos para una cantidad significativa de profesores.

Volviendo al tema de los profesores que no han entregado las notas, Marcelino manifestó que pidieron que el Consejo discutiera el asunto pero el rector Roberto Reyna dijo que eso no era necesario porque los reglamentos son claros y lo que procedía era aplicar sanciones estipuladas.

El problema, manifiesta Marcelino, es que todo quedó en un memorando que envió la Rectoría al vicerrector docente, Alejandro Pichardo, solicitando que se apliquen las sanciones.

“La comisión docente, que es presidida por el vicerrector docente, doctor Alejandro Pichardo y de la cual el FEFLAS tiene un miembro, debió inmediatamente conocer el caso. No hemos recibido ninguna invitación para discutir el punto y parece que no pretenden hacerlo. En ocasiones anteriores ha sido la misma historia. Pero no es fácil tirarse encima a más de 38 profesores cuando se es candidato a la Rectoría”.

Las sanciones que están establecidas son: amonestación escrita para los profesores que entreguen con una tardanza de 11 a 15 días; descuento de un 10% del salario para los que tarden de 15 a 30 días; suspensión del 50% de la docencia en el siguiente semestre a los que tarden más de un mes; y suspensión del 75% de la docencia asignada a los que tarden dos meses o más.

Para los profesores que reincidan en la práctica de entregar las notas tarde en dos semestres consecutivos, la sanción es la suspensión total de la docencia durante un semestre, mientras que los que lo han hecho en tres semestres consecutivos tendrán una suspensión indefinida.

Los treinta y ocho profesores denunciados, cuyos nombres están en una lista que imprimió el FEFLAS, debieron entregar las calificaciones entre julio y septiembre.