Denuncian corrupción en plan de Lula

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/88016A7B-1C75-419A-8848-8337F07F4756.jpeg

BRASILIA (EFE).- El programa del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, para combatir el hambre en el país ha sido blanco esta semana de casi 200 denuncias de corrupción, según informaron ayer fuentes oficiales.

   Las denuncias por desvíos e irregularidades en el promocionado plan “Hambre Cero” saltaron de un promedio de tres diarias en los últimos meses a unas 200 entre el lunes y el miércoles de esta semana, admitió la secretaria ejecutiva del Ministerio de Desarrollo Social, Ana Fonseca.

   El aumento de las denuncias al programa bandera de Lula se produjo luego de que un popular programa de televisión transmitiera el domingo un reportaje en el que mostró diversas irregularidades con los recursos públicos destinados a subsidiar a las familias más pobres.

   Con cámaras escondidas, el programa mostró que, al menos en tres ciudades investigadas, parte de los recursos del plan social está beneficiando a familias con casa propia y de muy buen pasar, en tanto que las más necesitadas no han sido atendidas.

   El Gobierno admitió el lunes que investiga las irregularidades y divulgó nuevamente los números telefónicos a los que los brasileños pueden llamar gratuitamente para denunciar desvíos en el programa “Hambre Cero”.

   “La divulgación de los números telefónicos en los medios de comunicación incentivó esa movilización y la multiplicación de las denuncias, que es fundamental para la buena marcha del programa”, afirmó Ana Fonseca, citada por la estatal Agencia Brasil.

   La funcionaria informó de que el Gobierno aumentará el número de personas dedicadas a la fiscalización del uso de los recursos del programa e intentará mejorar los controles junto con los gobiernos municipales.

   Según fuentes oficiales, las alcaldías son las encargadas de presentar las listas de familias que requieren de los subsidios, que son concedidos por el gobierno central.

   La Procuraduría sospecha de que algunos alcaldes han usado el programa con fines electorales, o beneficiado sólo a familiares, amigos o compañeros políticos.

   La mayoría de las denuncias contra el plan de combate al hambre se refiere a familias incluidas irregularmente como beneficiarias, según Fonseca.

   De acuerdo a cifras del gobierno, el plan atiende a casi cinco millones de familias en 5.463 municipios. La meta es ampliar el espectro hasta 6,5 millones de familias para fin de este año.

   Según el ministro de Desarrollo Social, Patrus Ananías, el presupuesto total de este año para todos los proyectos de combate al hambre y la pobreza asciende a 6.000 millones de reales (unos 2.100 millones de dólares). EFE