Denuncian escándalos inmorales y venta de droga entorno del Loyola

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/76846B33-350B-4F55-AB31-87AF0798821F.jpeg

POR RAMON HEREDIA
SAN CRISTOBAL.- El rector del Instituto Politécnico Loyola (IPL), padre José Luis Escolástico (sj) denunció que las principales calles que circundan ese recinto son utilizadas en horas de la noche como moteles y para la venta y consumo de drogas, y pidió la intervención de las autoridades para enfrentar el problema.

Escolástico explicó que por esa razón hace dos años la administración del IPL le solicitó la colocación de unos muros de concreto armado, con la finalidad de limitar el acceso a esas instalaciones.

Sin embargo, señaló que los muros de protección fueron retirados por disposición del síndico de este municipio, José Bienvenido Montás, para dar cumplimiento a una resolución de la Sala Capitular del cabildo local.

Escolástico dijo que la seguridad del Loyola “no es simplemente unos muritos, sino algo más serio, en lo que debe estar involucrada la sociedad de San Cristóbal en sentido general”.

Indicó que después de retirar los muros, que habían sido colocados para enfrentar la delincuencia y el caos en área, una comisión del ayuntamiento le prometió iluminar y proteger el instituto.

Señaló que mes después de esa medida las calles del IPL siguen a oscuras, lo que sigue provocando que se improvisen moteles y  puntos para la comercialización de drogas, en franco desafío a las autoridades.

Las declaraciones del padre Escolástico se produjeron en el marco de una entrevista en el programa “La Hora Cero” que producen por Radio Sur FM 91.9 los periodistas Diomaris Franco, Leonardo Cabrera y William Alcántara.

ATRACOS

Por otra parte, estudiantes y profesores del Instituto Politécnico Loyola denunciaron que los hechos delictivos en la zona se han incrementado luego de que fueran retirados los muros que protegían el centro educativo.

En ese sentido, tres estudiantes del Instituto Politécnico Loyola denunciaron que fueron atracados por desconocidos a bordo de motocicletas, mientras que dos hombres armados trataron de penetrar al recinto, por la puerta ubicada entre las calles 18 de Agosto y la 19 de Marzo.

Elba Yohanna Rodríguez, quien cursa el cuarto grado del Colegio Cooperativo Loyola, fue sorprendida por un individuo a bordo de una motocicleta, que le arrancó una cadena, cuando se disponía a penetrar al centro educativo.

Similar situación ocurrió con otras dos estudiantes, que pidieron mantener sus nombres en el anonimato, a fin de evitar consecuencias posteriores. A una de ellas le robaron, además de la cadena, un teléfono celular.

Asimismo, la profesora de la básica, Beatriz Figuereo, denunció que recientemente dejó su vehículo estacionado en la calle 18 de agosto, cerca de un cajero bancario que está en el lugar, y que cuando retornó encontró que uno de los cristales había sido violentado.

En tanto, el agente de seguridad del Loyola, Ciprián Rosario Javier, narró que dos individuos que se desplazaban en sendas motocicletas, intentaron robarle e hicieron seis disparos con un revólver calibre 38.

Dijo que tuvo que esconderse para salvar la vida, y que previamente hizo un disparo para tratar de amedrentar a los delincuentes.