Denuncian Haití será sometido a EU

BUENOS AIRES (AFP).- El Premio Nobel de la Paz (1980), Adolfo Pérez Esquivel, aseguró que cualquier gobierno que surja en Haití de las elecciones previstas para noviembre “va a quedar sometido a las condiciones que imponga Estados Unidos”, en un reportaje publicado el domingo por el diario Página 12.

El dirigente humanitario argentino consideró utópico pensar que los comicios que definirán al primera presidente electo tras el derrocamiento de Jean Bertrand Aristide signifiquen “una reconstrucción institucional” y trazó un dramático panorama de las condiciones en que viven los haitianos.

“Haití no solo es un país ocupado militarmente. Es un país saqueado, sin capacidad política y prácticamente sin estado. ¿Cómo lograr transparencia institucional en este contexto?”, sostuvo.

Pérez Esquivel estuvo la semana pasada en la isla formando parte de una comisión integrada por una veintena de representantes de organismos de derechos humanos de diversos países con el objetivo de evaluar la situación social y política.

El titular del Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) de Argentina enumeró las diversas tareas que están llevando a cabo los cascos azules de Naciones Unidas en el pequeño país y manifestó su preocupación porque las tareas de policía menoscaben la soberanía haitiana.

“Es muy fuerte la imagen en medio de la miseria de la embajada de Estados Unidos con más de mil empleados y cientos de marines que no se separan un segundo de las espaldas del presidente transitorio, Boniface Alesandre. ¿Podemos hablar de un país soberano?”, destacó.

Recordó, por otro lado, que hace alrededor de un año el entonces presidente Jean Bertrand Aristide no abandonó voluntariamente el poder.

“En la medida que hubo un gobierno que fue derrocado por un golpe de Estado, en el que participaron Estados Unidos, Francia y Canadá, (los casos azules de estos países) pasan a ser tropas de ocupación”, señaló.

Insistió en que “los haitianos son los condenados de la tierra. Se violan constantemente los derechos humanos. Mientras Francia y Estados Unidos dicen que no hay presos políticos nosotros pudimos confirmar que hay alrededor de 3.000”.

Criticó además la decisión de postergar la entrega de 1.000 millones de dólares que ya existen de ayuda internacional hasta que asuma el nuevo gobierno.

“Esto es a mediados del año que viene y mientras tanto hay niños que se mueren de hambre”, denunció.

La misión de estabilización de Haití (Minustah) está integrada por unos 6.000 hombres y en junio próximo el Consejo de Seguridad debe decidir si prorroga su mandato.

Su tarea es garantizar un clima favorable a la realización de un comicio democrático, pero los partidarios de Aristide – quien se encuentra exiliado en Sudáfrica – han denunciado falta de garantías para su labor proselitista.

Las elecciones parlamentarias y presidenciales están previstas para el 13 de noviembre y 18 de diciembre, respectivamente.