Deploran repatriación de haitianos

http://hoy.com.do/image/article/52/460x390/0/D26D6499-A7BB-4AED-BF6A-4223777476EC.jpeg

POR GERMAN MARTE
Haitianos residentes en el sector Pequeño Haití, próximo al Mercado Modelo, en Santo Domingo, deploraron ayer que las autoridades dominicanas optaran por hacer repatriaciones masivas e indiscriminadas, en lugar de investigar hasta dar con los responsables del crimen de una dominicana en la localidad de Hatillo Palma y someterlos a la justicia.

“Se está cometiendo un abuso contra personas inocentes, y eso no es justo”, expresó una haitiana al ser consultada por este diario.

Empero, la mayoría de los haitianos consultados manifestaron que desconocían lo que estaba ocurriendo en el norte del país, sobre todo en la región fronteriza, donde miles de haitianos han sido apresados y repatriados tras el asesinato en Hatillo Palma, Montecristi, de la comerciante dominicana Maritza Núñez y la agresión contra su esposo, supuestamente a manos de dos haitianos que además le robaron parte de sus pertenencias.

“Hay muchas cosas que se están haciendo que no están bien. Esa gente que hace sus cosas (delitos) por allá, pero nosotros que vivimos aquí en la capital no los conocíamos”, expresó René Jean, comerciante.

Jean, quien lleva más de 20 años residiendo en Santo Domingo, dijo que se justifica que los culpables de un crimen sean apresados y deportados, “pero los que están trabajando yo creo que merecen consideración”. Dijo que en el tiempo que tiene viviendo en el país apenas ha ido a Santiago dos veces, por lo que no puede saber qué está pasando por allá.

Manifestó que del mismo modo que no se justifica que se maltrate a todos los dominicanos que viven en Nueva York por el hecho de que uno de sus compatriotas cometa un crimen, tampoco se justifica que hagan lo mismo con los haitianos que residente en República Dominicana.

Entretanto, la dominicana Ivelisse García, quien reside en el Pequeño Haití desde hace ocho años, consideró que los maltratos a haitianos no se justifican pues “ellos son seres humanos igual que nosotros, y aunque vengan legal o ilegal, ellos tienen derechos, no todos son iguales, no todos son delincuentes, son personas igual que uno”.

Pino Dolphin lamentó que haitianos inocentes tengan que pagar por delitos que compatriotas suyos hayan cometido. Empero, reconoció el derecho de las autoridades dominicanas de repatriar a los residentes ilegales.

De su lado Etienne Exavier, de la Iglesia Bautista, dijo que todo el que haya cometido un delito debe recibir castigo, pero observó que hay que castigar sólo a los culpables y aplicarle lo que establece la justicia, “para que el inocente no pague” por lo que no ha hecho.

Sostuvo que si es un dominicano que atraca o mata a un haitiano, hay que buscar a ese dominicano y tratarlo como manda la ley.

Mientras que Julio Almonte, también haitiano, manifestó que no todos los dominicanos son malos con los haitianos, “pero más del 70% de los dominicanos odia al haitiano”.

Afirmó que tras los hechos de Hatillo Palma muchos haitianos que tenían 15 y 20 años viviendo en el lugar fueron agredidos y otros tuvieron que huir dejando todo abandonado, para poder salvar sus vidas.

Hablando en un correcto español, Almonte dijo que hasta el momento los haitianos que viven en el Pequeño Haití no han sido molestados, porque la mayoría vive legalmente.

Otros haitianos consultados, como Mardi Jean Jacques, adujeron que corresponde a la justicia establecer quienes son los responsables del crimen de la señora Núñez, pero no hacer redadas masivas e indiscriminadas.