Deportan a China un banquero reclamado durante 20 años por corrupción

Deportan a China un banquero reclamado durante 20 años por corrupción

Xu Guojun, un exbanquero reclamado durante dos décadas por las autoridades chinas, fue deportado el pasado domingo al país asiático desde Estados Unidos, recogieron en las últimas horas medios locales.

Xu, exdirector de la sucursal del Banco de China de la ciudad meridional de Kaiping, está acusado de malversación y corrupción de “gran cantidad” de fondos públicos por la Comisión Central para Inspección y Disciplina -CCID, el brazo anticorrupción del Partido Comunista de China- aunque aún no ha sido procesado oficialmente por la justicia del país.

En 2001 Xu huyó a EEUU, donde fue condenado por un tribunal de Las Vegas siete años después a 22 años de prisión por haber defraudado al Banco de China al menos 485 millones de dólares (423 millones de euros).

Xu Chaofan y Yu Zhendong, su predecesor y sucesor al frente de la sucursal y sospechosos de colaborar en los crímenes, también escaparon del país y fueron igualmente condenados en EE.UU., que los deportó a China en 2004 y 2018, respectivamente.

Según el diario local Global Times, parte del botín reunido por la banda acabó en las mesas de juego de Las Vegas, donde los exbanqueros podían llegar a realizar apuestas de hasta 80.000 dólares durante sus años de libertad en el país norteamericano.

Covid golpea países de Europa Oriental

Hasta el momento, según la CCID, se han recuperado más de 2.000 millones de yuanes (312 millones de dólares, 273 millones de euros) relacionados con el caso.

El portavoz del Ministerio de Exteriores de China Zhao Lijian declaró hoy que “no importa dónde se escondan los corruptos que huyen de la justicia porque no escaparán de su castigo».

También subrayó que la repatriación se produjo por “los esfuerzos conjuntos de China y Estados Unidos”, cuyos presidentes Xi Jinping y Joe Biden se reunirán dentro de unas horas de forma virtual.

Tras su llegada al poder en 2012, el gobernante y también secretario general del PCCh inició una cruzada contra la corrupción que se ha convertido en uno de sus proyectos estrella.

La campaña ha llevado al castigo de miles de funcionarios y banqueros, pero algunos críticos consideran que también podría haberse usado para acabar con la carrera política de algunos de los rivales de Xi.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas