Depositan lodo tóxico traído de Puerto Rico

El senador por Samaná, Ramiro Espino, denunció ayer que una barcaza ha depositado cinco cargamentos de lodo cloacal y otros materiales tóxicos en aquella provincia turística, por lo que el Senado creó una comisión especial para indagar sobre el terreno la denuncia del legislador.

HOY consultó sobre la denuncia a Rafael Veloz, director de Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, quien descartó que se trate de material tóxico o lodo cloacal lo que varias barcazas procedentes de Puerto Rico descargan en Samaná, y dijo que se trata de “rockash”, un material que no produce lixiviado contaminante.

Espino dijo que parte de los desechos contaminantes provienen de una hidroeléctrica de Puerto Rico, desde donde es exportdo el residuo para evitar dañar el ambiente de esa isla.

El congresista del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) informó que en principio los materiales tóxicos eran llevados a Haití, pero las autoridades de ese país prohibieron la actividad.

Afirmó que los desechos contaminantes son depositados en su provincia por personas amparadas en un permiso que para tales fines les habría otorgado la secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente.

El representante de Samaná dijo que se trata de una situación extremadamente peligrosa puesto que, afirmó, los desechos son tirados en las cercanías del puerto de Arroyo Barril, un lugar muy frecuentado por los turistas.

Manifestó que si las autoridades no prohíben de inmediato esta práctica, permitirán que se haga un gran daño a la actividad turística de la que vive la mayoría de los pobladores de su provincia.

Espino advirtió que si las autoridades no obtemperan a su reclamo, encabezará un movimiento junto a los empresarios y la población samanense para protestar contra la descarga de materiales tóxicos.

Tras significar que los operadores de la barcaza, cuya razón social no identificó, ya han echado en el terreno y las cercanía de las playas cinco cargamentos del lodo cloacal.

Indicó que las playas están expuestas a contaminarse con los desechos, lo que sería, sostuvo, una estocada de muerte al presente y futuro del turismo en la provincia de Samaná.

Espino pidió la colaboración de sus compañeros senadores a fin de frenar la actividad que consideró criminal de parte de quienes la realizan y respaldan en el país.

El congresista sostuvo que la contaminación de Samaná no sólo afecta a esa provincia, sino a la economía de toda la República Dominicana.

El representante de Samaná fue respaldado por los senadores César Matías, de Valverde; Vicente Castillo, de Peravia; Pedro Alegría, de San José de Ocoa, y demás miembros de la Cámara Alta presentes en la sesión.

Por su lado, el presidente del hemiciclo, Jesús Vásquez Martínez, de María Trinidad Sánchez, integró una comisión especial para investigar el caso.

La comisión la preside Enriquillo Reyes, de Monseñor Nouel, y la completan Tonty Rutinel Domínguez, de Santo Domingo; José Tomás Pérez, del Distrito Nacional, Castillo y Espino.

[b]MEDIO AMBIENTE[/b]

Rafael Veloz, director de Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, descartó ayer que sea material tóxico o lodo cloacal, lo que varias barcazas procedentes de Puerto Rico descargan en Samaná y que sólo es rockash, un material que no produce lixiviado contaminante.

“Esa operación fue, en principio, para lo que se estaba generando en Montecristi, una actividad que la Secretaría entendió que después de un análisis hecho en otro país fuera de aquí con supervisión de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos) de que ese material no producía contaminante”, dijo.

El funcionario fue consultado respecto a la denuncia del senador de Samaná, Ramiro Espino, de que una barcaza ha depositado en esa provincia, cinco cargamentos de materiales tóxicos, por lo que el Senado creó una comisión especial para indagar la denuncia.

Espino también dijo que los desechos contaminantes provienen de una hidroeléctrica de Puerto Rico, de donde sacan el producto para evitar daños al medio ambiente de esa vecina isla.

Indicó que en ese momento ninguna ley, ni la 218 ni la 311, impedía que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, emitiera un permiso en el caso de Montecristi.

“Ahora bien, este de ahora tenemos que investigar qué está pasando, porque ellos dicen que eso iba a desembarcarse mañana (hoy). La comunicación la recibimos hoy y estamos procesándola”, sostuvo.

Expresó que en principio la operación estaba autorizada en el área de Manzanillo y reiteró que “no podemos decir que es tóxico porque no hemos hecho los análisis”.

Agregó que técnicos de la Secretaría de Medio Ambiente viajarán a Samaná para realizar una labor de supervisión.