Depredación impune

Claudio Acosta

¿Y dónde están las autoridades del ministerio de Medio Ambiente? Es probable que usted, al igual que un servidor, se hiciera la misma pregunta cuando vio la primera plana de la edición de ayer de este diario, ilustrada con dos fotografías en las que se ve a dos camiones extrayendo materiales de los ríos El Tablazo y Mucha Agua, en San Cristóbal, con las que se acompañó la denuncia del senador Tommy Galán de que persiste la extracción sin ningún control de grava, gravilla y arena en los acuíferos de la provincia. Como es probable, también, que al igual que un servidor conociera de antemano la respuesta: en cualquier parte, menos donde tienen que estar. Esas fotografías fueron tomadas el pasado miércoles a plena luz del día, lo que evidencia que los depredadores ni se ocultan ni temen ser sancionados, convencidos de que no hay autoridad sobre la tierra –y los hechos les dan la razón– que pueda impedir que destruyan esos ríos para engordar los bolsillos de unos cuantos jorocones.
Otro mas y contando.- Para los que llevan anotaciones: un nacional venezolano fue apresado en Santiago, cuando intentaba realizar una compra por mas de 46 mil pesos en una tienda de la calle El Sol utilizando una tarjeta clonada. Jesús Alberto López, quien fue golpeado por una multitud que quiso hacerse justicia por su propia mano, ya se encuentra bajo control del Ministerio Público “para los fines legales correspondientes”. Antes de que algún lector piense que a un servidor “le ha cogido” con los venezolanos quiero recordarles que hace tan solo unos días las autoridades policiales informaron que en las últimas dos semanas habían enviado a prisión, acusados de cometer distintos delitos, a mas de cincuenta ciudadanos de la gran nación sudamericana. A ese ritmo, me siento con derecho a formular la pregunta: ¿Habrá que construir una cárcel solo para ellos?