Derecha no se vende

PARIS (AFP).- Los dirigentes del Frente Nacional (FN) y del Movimiento Por Francia (MPF), partidos de extrema derecha francesa, declararon el domingo tras conocer los resultados de la primera vuelta de los comicios presidenciales que “no se venderán” de cara a la segunda ronda.

“Dentro de algunos días, François Bayrou (candidato de centro) se venderá al mejor postor pero los electores de Le Pen no se venderán a nadie”, declaró Marine Le Pen, vicepresidenta del Frente Nacional, que obtuvo entre 10,6 y 12% de los sufragios.

Su padre y líder de la formación, Jean Marie Le Pen, quien en las elecciones presidenciales de 2002 consiguió pasar a la segunda vuelta, lamentó que los franceses hayan “reelegido a los partidos que son responsables de la actual situación”.

“Me temo que esta euforia durará poco”, declaró Le Pen el domingo, anunciando que dará una orientación de voto a sus electores para la segunda vuelta el 1 de mayo.

Según Marine Le Pen, el FN sigue “siendo la única fuerza audible de oposición al sistema”.

Por su parte, el presidente del MPF, Philippe de Villiers, que consiguió un 2,5% de los votos, afirmó que no dará la orden de votar por Sarkozy en la segunda vuelta.

“No soy dueño de mis votos. Los franceses son libres y quiero respetar a aquellos que quisieron apoyarme a mí y a las ideas que represento”, explicó.

De Villiers aseguró que a partir de ahora se concentrará en las elecciones legislativas, que se celebrarán el 10 y 17 de junio.