Desarrollo Fronterizo pide declarar región noroeste en estado de emergencia

Bejaran

El director general de Desarrollo Fronterizo, Miguel Bejarán, solicitó a los titulares del  ministerio de Agricultura, del INDRHI y del INAPA declarar en estado de emergencia la región noroeste del país, por las pérdidas generadas al sector agropecuario, a raíz del prolongado período de sequía que ha limitado la producción agrícola y ganadera a su mínima expresión.

Bejarán manifestó que, como consecuencia de los efectos del Cambio Climático los períodos de sequía se recrudecerán, por lo que entiende, que como respuesta a esta situación y en auxilio de los productores agrícolas y ganaderos “desde el gobierno debemos articular un plan para almacenar la mayor cantidad de agua posible, la cual pueda cumplir con su doble propósito; de irrigar la tierra y alimentar los acuíferos, que son en última instancia la garantía para suplir del preciado líquido en los casos más extremos”.

El titular de Desarrollo Fronterizo propuso además, el aprovechamiento de esta calamitosa situación para realizar las obras que permitan disminuir la gravedad de éstos eventos climáticos. Formuló la construcción de reservorios, pequeñas presas y pozos de infiltración, a desarrollarse en las márgenes de los ríos, cauces y cañadas, así como también, en las laderas que bordean las cadenas montañosas de las Cordilleras Central y Septentrional.

El funcionario planteó que la DGDF dispone de los equipos y maquinarias pesadas capaces de realizar las soluciones planteadas al más bajo costo posible, así como también, del personal con la experiencia y la capacidad para llevarlo a cabo.

Concomitantemente, Miguel Bejarán planteó la necesidad de que las agencias del gobierno, en el sector agropecuario, implementen un plan de apoyo directo a los productores para evitar que éstos sucumban ante la gravedad de los hechos acaecidos. En tal sentido, planteó que el Seguro Agropecuario-AGRODOSA-, agilice el pago de las pólizas por los daños al 30% de los productores que cuentan con seguro en la actualidad, y al 70% restante no asegurado.