Desarticulan grupo planeaba ataque

MADRID (AP) _ Una célula radical musulmana desmembrada por la policía española tramaba un atentado contra la Audiencia Nacional, un centro de investigaciones sobre el terrorismo islámico, dijo el martes el ministro del Interior.

   Mientras España se estremecía ante la posibilidad de otra matanza siete meses después de los atentados a trenes de Madrid, por primera vez se difundieron por televisión tomas de vídeo del ataque. La televisora Telecinco mostró cómo las llamas se apoderaban de una atestada plataforma de ferrocarril aún envuelta en el humo de las explosiones ocurridas momentos antes.

   Siete sospechosos fueron arrestados el lunes en Madrid y en el sur de España, y uno más el martes en la ciudad septentrional de Pamplona. La mayoría son argelinos, y algunos tenían contactos con extremistas en otras partes de Europa, Estados Unidos y Australia.

   José Antonio Alonso, ministro del Interior, dijo a periodistas en el parlamento que la operación fue efectuada contra musulmanes radicales, que planeaban cometer atentados contra la Audiencia Nacional, un órgano judicial.

   Sin embargo, dijo que la policía no descarta ninguna otra posibilidad y agregó que no se encontraron explosivos durante los arrestos.

   El líder de la célula, Mohamed Achraf, nació en los Emiratos Arabes Unidos y fue arrestado en Suiza hace unos días, dijo un funcionario policial español vinculado a la investigación.

   El diario El País citó fuentes policiales que afirman que la presunta conspiración contra la audiencia estaba en sus etapas iniciales, pues no hay evidencia de que los sospechosos hubieran obtenido explosivos. Los arrestos fueron efectuados apoyándose en conversaciones telefónicas intervenidas, mencionó.

   Otro periódico, El Mundo, informó que el plan involucraba detonar un camión cargado con 500 kilos de explosivos frente a la audiencia, ubicada en una avenida del centro de Madrid.

   El funcionario de la policía española rechazó los informes de El Mundo de que la célula había intentado obtener explosivos a través del grupo separatista vasco ETA. En lugar de ello, dijo, la célula tuvo tratos recientes con un gitano español.

   La policía suiza hizo el arresto por solicitud del juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional. Los arrestos en España también fueron ordenados como parte de una investigación de Garzón, el principal juez antiterrorista de España.