Descarta tributos para elevar ingresos

POR SOILA PANIAGUA
El representante residente del Fondo Monetario Internacional, Ousmene Mandeng, descartó ayer que ese organismo haga presión para que se creen nuevos impuestos y afirmó que el aumento sugerido del ingreso del gobierno de 4% del PIB se obtendrá con la eficacia en las recaudaciones y reducción del gasto público. Aclaró que cuando se habla de 4% no se trata de aumento de ingresos, sino de un ajuste fiscal, que combine una reducción del gasto y una mayor eficacia en las recaudaciones.

“No se deben crear nuevos impuestos netos. No queremos otras cargas tributarias, lo que queremos es que la reforma sea neutra y que se tomen medidas que hagan que el sistema tributario sea más equitativo, que elimine las exenciones para que las recaudaciones sean más eficientes”, puntualizó Mandeng, quien fue entrevistado por vía telefónica desde Washington, donde participa en una reunión técnica del FMI.

“En los últimos días se ha visto mucha discusión sobre el objetivo de una reforma fiscal bajo el programa económico acordado con el Fondo. Con respecto a tal reforma, la posición del Fondo siempre ha sido la de sustituir las pérdidas de ingreso que se dan por la adopción del Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos y la eliminación de la comisión cambiaria”, dijo.

Confió en que la mejora del déficit eléctrico contribuya con una mejoría de las finanzas públicas.

Sobre la sugerencia del asesor principal del departamento de finanzas del FMI, Jesús Seade, sobre la necesidad de un aumento de ingresos por 4.0 por ciento del PIB, Mandeng dijo que “este ajuste se refiere a la mejora necesaria de las finanzas públicas consolidadas”.

Apuntó que en la reforma fiscal y tributaria que tratan de elaborar las autoridades dominicanas se deben eliminar las distorsiones y transparentar el sistema tributario, para reducir la evasión fiscal y aumentar la productividad de los impuestos.

Dijo que la mejora de las finanzas públicas se alcanzará, no sólo con un ajuste de ingresos, sino también con un ajuste del gasto.

“También el año próximo se espera una reducción adicional del déficit del sector eléctrico. En su conjunto, estas medidas ya están siendo implementadas por el gobierno por un mejor control del gasto, incluyendo la reducción de subsidios, y el paquete fiscal del año pasado”, manifestó Mandeng.

“El programa económico busca ahora simplemente una reforma tributaria neutra, acompañada de medidas que establecen un sistema más equitativo y así mejorar la eficiencia tributaria”, expresó el ejecutivo del FMI.

Debe haber un ajuste fiscal de cuatro por ciento, pero ese ajuste se refiere a las mejoras necesarias de las finanzas públicas consolidadas y lo que se va alcanzar, no solo en los ajustes de ingresos, sino también con el ajuste del gasto, opinó.

Manifestó que el conjunto de los ajustes de las finanzas públicas sugeridas por el FMI ya está siendo implementado por el Gobierno a través de un mejor control del gasto, la reducción de los subsidios y la implementación del paquete fiscal desde octubre de 2004.

“Entonces ese 4.0 por ciento ya se está implementando y en ese sentido, es importante enfatizar, que el programa económico acordado con el Fondo, busca simplemente una reforma tributaria neutra, es decir compensatoria”, dijo.

Eso implica que si el Gobierno pierde por una fuente ingresos por el orden de los RD$21,000 millones, tendrá que crear esos mecanismos para obtener esos recursos por otra vía.

“La carga tributaria neta no va a aumentar, en ese sentido la reforma es neutra, por lo que se reemplaza por una fuente de ingresos por otra”, especificó. Mandeng se refirió así al impacto que tendrá en los ingresos del Estado la posible implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y la eliminación de la comisión cambiaria, que se estima genera alrededor de RD$21,000 millones.

Explicó que la reforma fiscal sólo busca compensar los ingresos que perderá el Estado por la implementación del TLC.

“Buscamos no sólo una reforma neutra, sino algo que mejore la estructura tributaria, para dar una mayor eficiencia de las recaudaciones”, expresó Mandeng.

LA REFORMA ES IMPORTANTE

Sobre el posible aplazamiento por 30 meses de la presentación en el Congreso Nacional del proyecto de reforma fiscal por la posibles implicaciones que generarían las elecciones legislativas y municipales, el funcionario del FMI dijo que la reforma es importante y no es algo opcional.

“Yo creo que en cuanto a rescisión del calendario es algo que ciertamente será sujeto a las discusiones que se van a tener aquí en Washington, en ese sentido esperamos lo que van a dar las negociaciones”, dijo Mandeng.

La próxima semana funcionarios que integran el equipo económico del Gobierno viajarán a Washington, Estados Unidos, para reunirse con representantes del FMI y entre los temas que se discutirán están el de la reforma fiscal.

Sin embargo, Mandeng dijo que las condiciones en el país están dadas para que se presente ese proyecto, porque el Gobierno lo ha analizado con importantes sectores de la vida nacional, los cuales tienen conciencia de la importancia del mismo.