Desconocidos amarran y matan comerciante de origen cubano

http://hoy.com.do/image/article/20/460x390/0/6998154E-D540-49E2-B847-A50E60EE0392.jpeg

Fue encontrado asesinado en su residencia el empresario estadounidense de origen cubano Omar Chávez, de 68 años de edad. Una mujer que lo acompañaba en la vivienda fue hallada maniatada aunque viva.

El cadáver de Chávez fue encontrado por los vecinos cuando acudieron al lugar a los gritos de la mujer que pedía auxilio, informaron algunos residentes del vecindario. Dijeron que debieron romper la puerta de la verja y luego la puerta de la residencia para poder ayudar a la mujer que gritaba en el interior de la casa, para lo que utilizaron un pico.

Explicaron que escucharon los gritos de la mujer alrededor de las siete de la mañana desde el interior de la vivienda en la calle Miguel Ángel Monclús #205 del barrio Mirador del Sur.

Dijeron que el cadáver de Chávez fue encontrado amordazado, maniatado con cables y alambres, y los ojos vendados. Estaba boca abajo en la cama y tenía aparentemente un golpe contundente en la cabeza. Estaba, se informó, en “ropa íntima”.

Los investigadores policiales dijeron que el empresario es propietario de la red de tiendas de ropa “La Canchita”, la principal de las cuales está ubicada en la avenida Núñez de Cáceres, entre las avenidas 27 de Febrero y Bolívar, en el mismo barrio Mirador del Sur. De acuerdo a un agente policial que participaba en la investigación un maletín del empresario con una cerradura de combinaciones fue hallado en el frente de la residencia.

La joven que lo acompañaba, de quien no se supo su nombre, se dijo que era una de sus empleadas. La Policía interrogaba ayer a varias personas.

Oficiales del departamento de Contra Homicidios de la Policía, en presencia de un ayudante del fiscal del Distrito Nacional y laboratoristas criminalistas inspeccionaron la vivienda. Chávez vivió por unos 15 años en esa casa, dijeron los vecinos.

El empresario fue definido por sus vecinos como “un millonario humilde”. La vivienda estada cercada y en las puertas y ventanas no se encontraron signos de haber sido violentadas.

Vecinos de la calle Miguel Ángel Monclús, que fueron los primeros en llegar, dijeron que la mujer que estaba con Chávez comenzó a gritar por ayuda cerca de las 7:00 de la mañana.

Agentes investigativos explicaron que Chávez, aparentemente, había sido asesinado horas antes.

Los restos del empresario fueron trasladado al Instituto Nacional de Patología Forense para hacerle la autopsia.

Alrededor de las 11:00 de la mañana llegó a la casa de Chávez un hermano que reside en el país. No se pudo obtener su nombre. Los vecinos dijeron que los hijos de Chávez residen en los Estados Unidos.

Residentes en las inmediaciones que se negaron a revelar sus nombres indicaron que el empresario recibía con frecuencia muchachas en su casa. Dijeron que Chávez ayudaba a muchas jóvenes, a las que empleaba y alojaba por algún tiempo.

Los agentes policiales no confirmaron la versión de que Chávez habría sido golpeado en la cabeza y asfixiado, como manifestaron los vecinos que dijeron que vieron el cadáver.

Un vecino dijo que otro residente del barrio debió romper la puerta para llegar hasta donde estaba el cadáver y declaró que la joven que acompañaba al empresario aseguró no haber visto a nadie cometer el crimen, aunque a ella la maniataron.

Otra versión daba cuenta de que una ventana de la habitación, montada en cristal fue desmontada desde adentro y dejada encima de la cama. Pero esto tampoco lo confirmó la Policía.

Alrededor de las 12:00 del mediodía, cuando habían sido interrogadas algunas personas, agentes buscaban la pistola propiedad de Chávez. No se informó si fue encontrada. Luego fue inspeccionado el carro utilizaba, un Camry del año 2004, el cual estaba aparcado en la marquesina de la vivienda.

En la casa de dos plantas, con entradas independientes, habitaban varias personas. El segundo nivel lo ocupaba el empresario, quien era propietario del inmueble. El primer piso fue divido en dos áreas, una que aloja a un cubano, el que ayer estaría de viaje, y otra que alquilan dos jóvenes, de quienes se dijo que laboran en una entidad financiera.

Decenas de muchachas empleadas, hombres a su servicio y ex trabajadoras del empresario asesinado se presentaron al sitio. Algunas lloraban.

Una señora que afirmó que residía por más de 30 años en el sector dijo que Chávez era intachable, mientras que su vecina de la casa 205 A, Carmen Rivera, precisó que era tan sencillo que hasta solía barrerle el frente de su residencia.