Designan a Carlos Veitía como director del Teatro Nacional

Designan a Carlos Veitía como director del Teatro Nacional

Carlos Veitía y Milagros Germán.

El titular del Ballet Concierto Dominicano, Carlos Veitía,  fue juramentado hoy como el nuevo director del Teatro Nacional Eduardo Brito.

El acto fue realizado por la ministra de Cultura, Milagros Germán.

¨Nos complace dar la bienvenida a Carlos Veitía, quien en la mañana de hoy fue juramentado por nuestra ministra, Milagros Germán, como nuevo director del Teatro Nacional Eduardo Brito¨, escribió la entidad en su cuenta de Twitter.

Lee más: Carlos Veitía “La danza es estar vivo”

Añadió que ¨en él depositamos nuestra confianza para, bajo su dirección, impulsar el desarrollo y actividad de este importante espacio de expresión artística¨.

Se recuerda que Carlos Veitía fue designado por el mandatario Luis Abinader mediante el decreto 381-22 de fecha 14 de julio de este año.

Sobre Carlos Veitía

Criado en un ambiente artístico, Carlos tuvo en su madre la fallecida profesora y bailarina Clara Elena Ramírez, su principal fuente de inspiración.

“Ella fue uno de mis grandes amores. Mi madre fue la heroína de mi vida, fue padre y madre al mismo tiempo (su padre estuvo presente pero no siempre). Era una mujer con pantalones bien puestos y al mismo tiempo fue una inspiradora”, afirma.

Recuerda que como maestra, su madre fue una mujer muy exigente y que incluso hacía llorar a sus estudiantes,  pero no los maltrataba.

“Ella me introdujo a un mundo maravilloso de la buena música tanto clásica como popular. Eso abrió todos mis sentimientos”.

Todo este aprendizaje contribuyó a que tomara conciencia de las cosas. A los 12 años y sin ser presionado por Clara Elena, Carlos decidió que sería bailarín. La respuesta de su madre fue: “Si vas a serlo tienes que tomarlo en serio”. Y así ha sido.

Estudió  danza dentro y fuera del país.  Y su huella ha quedado imborrable en la danza nacional gracias a sus aportes.

Al concluir sus estudios en el país, preparó sus maletas con rumbo a Miami para estudiar en  Ballet Concerto, y de allí siguió al Boston Ballet. En esta compañía consiguió una beca y un contrato como profesional. En esa época bailó mucho repertorio clásico.

“Esto fue una maravilla. En Estados Unidos permanecí cinco años (1975-1980) y cuando regreso al país fundamos el Ballet Nacional y el Ballet Concierto Dominicano”.

Trabajos y premios

Cuando Carlos descubrió que había llegado el momento de retirarse como bailarín, así lo hizo. Desde entonces se ha dedicado a la enseñanza y la coreografía, trabajos que le han hecho merecedor de premios.

Entre estos cita los que entrega Acroarte y la Cervecería, el Talía de Plata, el Dorado y el Coreógrafo de las Américas, del  Kennedy Center. La organización Jaycees ‘72 lo exaltó al Círculo Supremo de Plata.

“Yo he tenido muchas satisfacciones; es muy ardua la labor, porque hay que mantenerse todo el tiempo”, asegura e indica que de su escuela Ballet Concierto han salido jóvenes que han ganado becas y concursos.

El coreógrafo destaca que el Ballet Nacional ha adelantado y que la compañía ha hecho muy buenos espectáculos.