Designan Enrique Iglesias a secretaría Iberoamericana

GUIMARAES, Portugal (AFP).- Los 22 países iberoamericanos acordaron el sábado en Guimaraes (norte) designar al hispano-uruguayo Enrique Iglesias al frente de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), pero aplazaron hasta septiembre el nombramiento de los otros dos cargos de esa nueva instancia.

“Enrique Iglesias será el capitán del barco iberoamericano que navegará a velocidad de crucero”, afirmó el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, anticipando uno de los puntos del comunicado que puso fin este sábado a la reunión extraordinaria que celebraron 13 ministros de Relaciones Exteriores y altos responsables diplomáticos de otros nueve países de América Latina, España, Portugal y Andorra en Guimaraes.

“Los cancilleres acuerdan designar al señor Enrique Iglesias para el cargo de secretario general iberoamericano”, afirma el texto acordado en Guimaraes, 80 km al norte de Oporto, donde los asistentes seguirán discutiendo durante una cena en el Palacio de los Duques de Brangaza sobre la agenda de la XV Cumbre Iberoamericana prevista para los días 14 y 15 de octubre en Salamanca.

Moratinos indicó que Iglesias, que “deberá cesar” su cargo como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), debería comenzar sus nuevas labores en julio próximo.

La nueva instancia iberoamericana permitirá que “las Cumbres Iberoamericanas dejen de ser una sucesión de reuniones ordinarias y se conviertan en una organización internacional dotada de una estructura permanente de apoyo”, subrayó el jefe de la diplomacia portuguesa, Diogo Freitas do Amaral.

Los asistentes a Guimaraes no lograron ponerse de acuerdo sobre el nombramiento del secretario adjunto y del secretario de cooperación, los otros dos cargos de la SEGIB, que “quedaron aplazados hasta septiembre”, cuando los cancilleres iberoamericanos volverán a reunirse al margen de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Al primero aspira la diplomática brasileña María Elisa Berenguer y al segundo dos candidatos de Costa Rica y Nicaragua.

Acordaron que en Salamanca reexaminarán los aportes proporcionales que cada país deberá hacer para el presupuesto de la SEGIB, según el comunicado final.

Al margen de los temas iberoamericanos tratados en Guimaraes, ciudad medioeval considerada la cuna de Portugal, España y Portugal acordaron enviar una “carta conjunta” a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay “para expresar su voluntad de relanzar las negociaciones” entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, anunció Moratinos.

Horas antes, el canciller portugués se referió a una iniciativa luso-española de presentar en el seno de la UE una propuesta para “acelerar” las negociaciones entre la UE y el Mercosur, que “están paradas por contradicciones técnicas” para “pasar a un nivel político”, que podría quedar plasmado en una cumbre ministerial.

Fuentes diplomáticas españolas aclararon luego que la iniciativa consiste en enviar una carta a los países del Mercosur y una copia de la misma a los otros países de la UE.

Tras la rueda de prensa y en la cena que compartirán en Guimaraes, los representantes iberoamericanos seguirán discutiendo la agenda de la XV Cumbre Iberoamericana.

Moratinos confió en que existirá “consenso e interés” en impulsar proyectos de desarollo social, como la creación de una carta cultural iberoamericana, una agenda y doctrina iberoamericana de desarrollo, un espacio de cooperación judicial y otro de educación universitaria y el canje de deuda por educación.

La reunión de Guimaraes aprobó el logotipo de la XV Cumbre Iberoamericana, antes de la cual tendrán lugar en diversas ciudades españolas, en Panamá y México una docena de cumbres ministeriales sobre salud, agricultura, infancia, juventud, obras públicas, medioambiente y educación.

Al margen del encuentro iberoamericano, Moratinos se reunió con sus homólogos de Colombia (Carolina Barco), Venezuela (Alí Rodríguez) y el secretario de Relaciones Exteriores de Brasil (Samuel Pinheiro Guimaraes Neto) para “reafirmar” lo acordado por sus presidentes a fines de marzo en Venezuela.

Ubicada a unos 80 km al norte de Oporto, Guimaraes, ciudad de 20.000 habitantes donde el sábado se desplegó un dispositivo de “máxima seguridad”, alberga entre sus joyas arquitectónicas medioevales el Castillo de Guimaraes, la Posada de Santa Marinha y el Palacio de los Duques de Braganza.