Desorden, caos en  aeropuerto controlado por Estados Unidos

PUERTO PRINCIPE. AFP.  Aviones cargados de ayuda, decenas de personas obligadas a dormir sobre el asfalto por no poder partir, toneladas de asistencia que esperan ser distribuidas debido a una mala coordinación: la ira crecía el sábado en el aeropuerto de Puerto Príncipe.  “¡Invadamos la pista!”, gritó una persona. “Hay que hablar con Obama”, exclamó otra.

Decenas de franceses y francohaitianos eran trasladados el sábado por la mañana: desde el sismo devastador que azotó a Haití el martes, estas personas esperaban ser evacuadas y el viernes iba a ser el día. Pero a último minuto, el avión que los llevaría a Guadalupe no tuvo permiso para aterrizar. Durmieron sobre el asfalto.  “Están repatriando a los estadounidenses y a los otros, nada”, se enoja Charles Misteder, de 50 años. “El monopolio norteamericano debe terminar. Nos dominan y no nos dejan ir a casa. Tomemos la pista”.  Los estadounidenses, a quienes las autoridades haitianas transfirieron la gestión del aeropuerto, son acusados de monopolizar la única pista para evacuar a todos sus ciudadanos en Haití (entre 40.000 y 45.000).