Despenalizar mujeres actúen en su defensa

1

Las estadísticas de violencia de género en RD adquieren matices de pandemia, y proliferan por no enfrentados condicionamientos que desgloso como tema central de esta entrega.
Antes de identificar las grietas conceptuales que escenifican las tragedias que culminan en violencia, sangre y muertes, es menester ilustrar algunos pormenores como soportes para la inmediata argumentación.
La Procuraduría General de la República (PGR) registra que un 35% de mujeres en RD ha sufrido violencia por su pareja, sea legal o informal, mientras otro 25% admite haber padecido por lo menos una experiencia de violencia de género.
Entre 20l5-l9, conforme la PGR, l,078 mujeres han fallecido a manos de sus parejas, que traduce una pandemia sin respuesta a corregir por el Estado, y en el presente 20l9, un total de 200 mujeres sus parejos las asesinaron, que reporta unas 200 mujeres asesinadas cada año por sus parejos, una tragedia espeluznante ante la que más de uno parece no inmutarse.
El día siete, Jessica María López Henríquez asesinó a cuchilladas a su parejo Roberto Antonio Santos Fernández, luego de acalorada discusión por celos, ocurrido en La Yaguita de Pastor, suburbio de Santiago.
El día nueve, Flor Bautista Báez mató a cuchilladas a su parejo Joel David Domínguez Alberto, ambos de 40 años, alegando que se cansó de maltratos, romperle sus ropas, decirle rata y producirle asco a la gente.
Esa pandemia de maltratos y crímenes a féminas proliferan porque no hay padres responsables que defiendan a sus hijas de maltratos de sus parejas, y por temor de éstas a denunciar a sus padres y a las fiscalías los abusos de sus parejas