Despiden a Corominas Pepín, padre de la ingeniería sísmica

16_09_2016 HOY_VIERNES_160916_ El País8 E

El ingeniero y constructor Rafael Armando Corominas Pepín (Fellito) fue despedido ayer y sus restos cremados y pasó a ser colocado en la historia dominicana como el hombre que evolucionó la ingeniería más allá del simple ejercicio profesional, que hizo conciencia en la sociedad sobre la sismología, ingeniería sísmica, con la permanente alarma de la necesidad de asegurar las edificaciones.

Fue velado ayer en la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, en Santo Domingo y el miércoles tuvo exequias en su natal ciudad de Santiago. El ingeniero civil murió a las 88 años en la clínica Corominas, en Santiago, luego de sufrir varios padecimientos de salud.

Fue secretario de Obras Públicas en el gobierno de Antonio Guzmán Fernández, presidió el Colegio de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia) en la regional Norte, fue rector del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) de 1974 a 1976), y fundador y presidente de la Sociedad Dominicana de Ingeniería Sísmica (Sodosísmica).

A sus funerales, acudieron cientos de amigos, discípulos del mejor maestro, como lo consideraron quienes fueron sus estudiantes a partir de 1960, por ser un profesor de formación, mentor y de gran trayectoria.

Su familia agradeció el apoyo de la sociedad, la solidaridad de las instituciones, funcionarios, políticos, empresarios, el acompañamiento de las personas con las que Corominas Pepín mantuvo relación de amistad estrecha.

Padecía de diabetes, pero se cuidaba mucho, afirmó su hija mayor, Mayra Consuelo, en declaraciones a HOY. Padecía de erisipela en una pierna y hace alrededor de un mes tuvo una caída, que se la lastimó, cuando inspeccionaba la cisterna de la clínica Corominas, a la que le construyó un anexo.

Volvió a caminar hasta el pasado viernes, cuando hizo un edema. Al día siguiente le dio un infarto, el que pareció superar. Después recayó y falleció.

Recuerda que no era solo un buen padre, sino un buen abuelo, hermano, primo, amigo. Dicen que están tristes, pero satisfechos del padre que tuvieron. Él pidió la cremación. Otros de sus hijos son: Luis Rafael (Tuti), Rosa María, Máximo José, de su primera esposa, Ofelia Quezada, fallecida, con quien también procreó a Pedro Miguel, quien perdió la vida hace cinco año.

Su quinta hija, Raisa, la tuvo con Yolanda López, quien era su actual mujer. Sus hijos son administradores, médicos y arquitectos.

Máximo José describe a su padre como honesto y sincero.

Orígenes y valoración. Corominas Pepín, catedrático de las Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Católica Santo Domingo, y de otras académicas, nació el 13 de marzo de 1928 en Los Pepines. Era hijo del comerciante de autos Armando Corominas y de la ama de casa Consuelo Pepín. Era el último de los cuatro hijos del matrimonio. Sus anteriores hermanos: Nan, Antonio y Bienvenido, dueño se Seguros Pepín, fallecieron.

El periodista Persio Maldonado, los arquitectos Rafael Veras y Bichara Cury, y el ingeniero civil Héctor O’Relly, amigos, algunos de infancia, compañeros de labores y otros colegas, destacaron la relación cercana con la familia Corominas Pepín, un preocupado permanente por el tema sísmico y la honorabilidad.