Destacamento PN:
especie en extinción

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/1283211E-AC5E-4208-B935-51C3451DFCDD.jpeg

SANTIAGO. Carcomidos por los años, con  grandes  grietas y ante la indiferencia gubernamental, una gran cantidad de cuarteles policiales se desmorona.

La situación sorprende  a quienes acuden a esos lugares a realizar gestiones y denuncias,  y se encuentran  con muros llenos de filtraciones y moho y persinas destartaladas. En muchos casos, los destacamentos son casitas de madera que amenazan con caerse.

María  Rodríguez,  se fue  hace  40 años  de  Laguna Salada a vivir en  los Estados  Unidos. Algo que esta perenne en  su mente es   la casa donde  está  y siempre   ha estado el cuartel  policial de esa comunidad.

“Siempre ahí, igual. Por aquí han  pasado cientos de policías, y la casa es la misma. Ahora  40 años después, el abandono, el sol y el sereno  la han  maltratado, ante la indiferencia de las autoridades competentes. Es  una de las cosas que más recuerdo cuando me piden  una identificación de mi pueblo, porque hasta la pintura es la misma”,  confiesa.

El diputado  del PRD, por la Provincia de Santiago Papo Cruz,  oriundo de Navarrete  comenta que una de las  dificultades más grandes de Navarrete es la falta de un cuartel porque  la casucha donde se labora data de más de  70 años.

Igual situación se registra en Restauración, Villa González, Villa Vásquez, El Santo Cerro, Cotuí  y Laguna Salada, sus estructuras físicas se caen a pedazos. 

En cuanto a mobiliario, solo algunas sillas  plásticas  y en muy pocos cuarteles,  una computadora, en el resto, máquinas de escribir.