Destacan importancia de respetar patentes

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/8D0DA0BD-6D32-431C-8F0F-412014C5973C.jpeg

POR GERMAN MARTE
La Asociación de Representantes, Agentes y Productores Farmacéuticos (ARAPF) advirtió ayer sobre la importancia de respetar la patente de invención de medicamentos y descartó que los patentizados sean más caros que los genéricos.

La noción de que las patentes de invención inciden en los altos precios de los medicamentos es incorrecta, dijo Fernando Ferreira, vicepresidente de la ARAPF.

Empero, defendió el respeto a la patente de invención y destacó que para crear un nuevo medicamento hay que invertir US$800 millones y diez años de investigación de gente altamente calificada.

Explicó que durante los diez años que dura la investigación se puede someter a escrutinios diez mil moléculas que inicialmente mostraban alguna promesa terapéutica y quizás llegue a mercadearse, pero esto no asegura que sea un éxito de mercado. Y a veces, aunque sea un éxito de mercado hay que sacarlo porque luego se observa que tiene efectos secundarios.

Toda esta capacidad que hay que tener, explicó, termina en el aporte de algo nuevo a la sociedad, no que se le está quitando algo a la sociedad, sino que se le está aportando algo, porque de lo contrario no se patentizara, puntualizó.

“En ARAPF somos defensores y respetuosos de la patente de invención”, dijo Ferreira al participar como invitado en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio.

Manifestó que en promedio, cada año salen cinco nuevos medicamentos al mercado y en el país no todos los laboratorios registran sus patentes de invención.

Precisó que en la República Dominicana apenas hay 20 productos que tienen patentes de invención registradas de una gama de más 8,500 medicamentos que hay disponibles en el mercado.

Dijo que muchas veces el medicamento que tiene patente es más caro, pero por cada uno de ellos hay diez o quince opciones a los cuales se puede acceder y que no la tienen, entre ellos hay genéricos y de marcas, además del medicamento original que probablemente ya haya perdido la patente.

De modo que un medicamento con patente de invención vigente no monopoliza ningún segmento del mercado farmacéutico, aclaró.

CIFRAS DEL NEGOCIO

El representante de ARAPF indicó que el mercado farmacéutico dominicano realiza operaciones por un monto de US$180 millones al año. Sin embargo, explicó que esto significa que el negocio se ha contraído pues hace tres años era de US$220 millones al año, “o sea que se ha contraído alrededor de 20% en los últimos dos años”.

Las cifras no incluyen las medicinas naturales, sobre las cuales no hay estadísticas disponibles.

Dijo que el negocio de los medicamentos en el país involucra 2,400 farmacias legalmente establecidas, y 75 los laboratorios fabricantes de medicina legalmente autorizados por Salud Pública. Asimismo, incluye de 350 a 400 empresas que traen medicamentos de toda parte del mundo.

Estas cifras no incluyen las farmacias, ni los laboratorios clandestinos que operan en algunas ciudades como Moca, que no pueden ser contabilizadas porque ni siquiera se sabe donde están.

Según sus estimaciones, el negocio ilegal de medicina envuelve un monto superior a los RD$700 millones al año.