Destellos de Oro

Las tendencias surgen inesperadamente. Lo que un día está de moda, puede ser reemplazado al día siguiente por una tendencia completamente diferente. En una edición pasada hicimos un recuento de las tendencias que han predominado en este año 2008. Desde el uso de los estampados florales hasta la implementación del blanco y negro y la ola del vintage, pudimos apreciar como las tendencias amplían nuestros gustos y nos hacen partícipes de nuevas ideas.

A pesar de las diferencias entre las tendencias, en el diseño de interiores se ha dado una corriente que según predicen los diseñadores, se mantendrá muy de moda para el próximo año: espacios impregnados de lujo, brillo y glamour. Y gracias a la increíble variedad de opciones que tenemos disponibles hoy en día para diseñar nuestros espacios, lograr efectos elegantes con toques de lujo ya es tarea sencilla. 

Es de la mano de esta corriente que nace una nueva tendencia: la supremacía del oro. Ha invadido nuestros interiores, haciendo apariciones en lámparas, telas, muebles, revestimientos, accesorios decorativos y hasta en las vajillas.

Una de las ventajas de este cálido metal es que funciona con cualquier estilo de decoración que tenga, brindándole un toque de novedad a sus espacios sin transformar su esencia. El dorado es una tonalidad vivaz y alegre que destella glamour y ostentosidad aun cuando se aplica en pequeñas cantidades.

Para un toque sutil, puede esparcir algunos cojines con estampados dorados sobre sus sillones o utilizar elementos como candelabros, velas, floreros, figurines o lámparas. Un gran espejo con el marco en dorado crea un punto focal increíble y una alfombra con destellos de oro sienta una base muy chic para su sala. Si es más atrevido, puede revestir sus paredes con un empapelado con estampados en oro, colocar un gran chandelier dorado en su comedor o transformar sus baños cubriendo las superficies con azulejos dorados y reemplazando los grifos de los lavamanos con unos en tonalidades bronceadas.

Lo mejor de todo es que esta tendencia surge precisamente para la época navideña, así que si se siente inseguro ante la idea de introducir este brillante material a su decoración habitual, ¿por qué no lo utiliza para darle un toquecito de brillo a la mesa de nochebuena? Puede utilizar su mantel de lino blanco y colocar sobre este un camino hecho de tela dorada. Una vajilla con detalles en oro, unos porta servilletas brillantes y un centro de mesa con flores de pascua blancas en un envase dorado rodeado de velas de la misma tonalidad, crearán un ambiente elegante, sencillo y muy a la moda.