Desvían consumo de gas subsidiado

POR MARIO MENDEZ
Parte del gas licuado de petróleo (GLP) subsidiado está siendo desviado para consumo industrial, con lo cual los distribuidores que estarían incurriendo en esta práctica están obteniendo ganancias en perjuicio del fisco por una suma que podría superar los 100 millones al mes.

Este trasiego representaría al año ganancias para los distribuidores que aprovechen en su beneficio el subsidio que otorga el gobierno al GLP, por una suma que podría alcanzar los 1,200 millones de pesos, en perjuicio del fisco.

De acuerdo a informaciones a las que ha tenido acceso la sección económica del periódico Hoy, en el pasado mes de septiembre se distribuyeron 22.4 millones de galones de GLP, pero se reportó que sólo el 11.64 por ciento de esa suma fue destinado al sector industrial.

El consumo de gas industrial es significativamente más alto. El presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo, Arístides Fernández Zucco, afirmó ayer que el consumo de la industria es estimado en un 20 por ciento, aunque otros creen que se eleva a alrededor del 30 por ciento.

Si el consumo del sector industrial fuera del 20 por ciento, las ganancias de los distribuidores que desvían parte del gas subsidiado al consumo de la industria, ascenderían a 56.3 millones de pesos al mes. Este resultado se obtiene de multiplicar la diferencia de precio entre el gas que recibe subsidio y al que no se le aplica, que es en estos momentos de alrededor de 30 pesos en cada galón, por 8.36 por ciento de la cantidad de gas subsidiada que es desviada (1,878,352 galones al mes), hasta alcanzar el 20 por ciento del consumo total.

En el caso de que el sector industrial consuma el 30 por ciento del gas distribuido, las ganancias que obtendrían los distribuidores que estarían incurriendo en el trasiego, ascenderían a 123.7 millones de pesos al mes.

Según cifras obtenidas por este diario, del GLP despachado por la Refinería Dominicana del Petróleo, sólo el 3.57 por ciento fue al sector industrial; del despacho por Coastal a ese sector fue destinado el 22.98 por ciento, y del despachado por Mundogás a la industria fue el 6.39 por ciento.

Al ser abordado ayer sobre este tema mientras participa en el almuerzo de los medios de comunicación del Grupo Corripio, el presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo, Arístides Fernández Zucco, dijo que las autoridades están determinando qué está pasando con el gas licuado subsidiado, ya que el consumo de GLP del sector que se está reportando es inferior a la real, mientras que el consumo de GLP subsidiado que se está reportado es mayor al consumo real de los sectores que deben recibir el subsidio.

Zucco dijo que tiene instrucciones del Presidente Leonel Fernández de corregir las irregularidades que puedan estar produciéndose y de transparentar las operaciones en el mercado de combustibles.

El presidente de la Refinería prometió que actuará con responsabilidad, en beneficio de los intereses del país.