DETALLES: Sexualidad diversa

MADRID, España.- La semana de celebraciones del colectivo LGTB culminó con el desfile del Orgullo Gay, que recorrió varias calles céntricas de la capital española, al igual que de Barcelona, con la participación de decenas de carrozas decoradas con alegorías propias de la ocasión, y la asistencia de miles de locales, y extranjeros gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros, y también heterosexuales que apoyan al colectivo LGTB, o simplemente desean participar en las fiestas con tintes carnavalescos, para ver las actuaciones de artistas famosos.
La semana del orgullo gay se ha extendido a varios países con libertad de escoger orientaciones sexuales diferentes.
En algunas naciones la homosexualidad es reprimida y las personas del LGTB tienen que ocultarlo por temor a perder la vida, o recibir maltratos físicos y psicológicos, pero a veces sucede que en los mismos lugares donde es aceptada la escogencia sexual diversa, algunos intolerantes atacan a los LGTB de manera cruel, con burlas y golpes.
La homosexualidad ha existido desde que el mundo es mundo, y ha sido un tema tabú por diferentes motivos como familiares, vergüenza, temor al rechazo, etcétera, pero las cosas han ido cambiando y, como dicen popularmente, los LGTB han salido de los armarios, aunque todavía muchas gente no se atreve, siendo los más temerosos los politicos y deportistas, quienes muchas veces se casan con heterosexuales para tapar su condición, engendran hijos, y tratan de engañar así a la sociedad.
Algunas personas dicen que la homosexualidad está de moda, y que muchas gente que no lo es, hoy día se ha convertido en bisexual, una anarquía sexual, sin código ni ética moral.
En nombre del placer carnal, les da lo mismo todo.
El escritor Richard Cohen, un exgay, manifiesta que la ciencia dice que la gente no nace gay.
Esto lo explica en su libro “Comprender y sanar la homosexualidad”, que fue retirado del Corte Inglés a petición de agrupaciones homosexuales, una intolerancia a la libre expresión.
Lo cierto es que muchas personas sí nacen con condiciones homosexuales.
Desde la niñez, se les observa una clara tendencia homosexual, y la sociedad está en el deber de comprenderlos y aceptarlos. Otros nacen heterosexuales, pero luego, por aberrantes depravaciones sexuales, entran a formar parte del colectivo LGTB, estos últimos son degenerados sexuales.