Detalles
Millones se desplazan

Madrid, España.- La crisis económica por la que atraviesa este país, no ha impedido el desplazamiento de unos cinco millones de españoles para vacacionar en Semana Santa, cuyos destinos escogidos, en su mayoría, están situados dentro de la misma geografía nacional.

Desde el viernes pasado todos los medios de transporte, aviones, trenes, el Ave estuvieron abarrotados por los vacacionistas, que se dirigían a diferentes puntos, muchos de ellos se desplazaban en sus propios vehículos por lo que las autopistas lucen abarrotadas.

Los sitios escogidos son muy diferentes entre sí, algunos buscan la nieve en las montañas, pues incluso en esta época del año, que aunque es primavera, todavía las temperaturas están bajas, otros van a los lugares cálidos y, también, muchos visitan las ciudades donde la Semana Santa transcurre con toda la tradición católica, en cuanto a la celebración y donde las procesiones tienen fama a nivel mundial, como la de Sevilla, que atrae miles de turistas locales y extranjeros, al igual que la de Málaga y otras ciudades.

Realmente, independientemente de su significado religioso estas procesiones, que a veces duran hasta siete horas recorriendo  calles y avenidas de la comunidad que las organiza, son todo un espectáculo para aquellos que tienen la oportunidad de verlas, pues además, de sus imágenes religiosas en ellas participan miles de personas que tienen roles diferentes.

Los cultos religiosos continúan teniendo un gran público, tanto en la capital, como en el interior. El Domingo de Ramos, los templos católicos estuvieron repletos de feligreses que siguen día tras día  la Semana Santa.

Por ejemplo, la Basílica de San Francisco el Grande, que tiene una gran capacidad de recibir feligreses, estuvo llena en el Domingo de Ramos, pues España, pese a que muchos dicen “no creer en nada”, sin embargo, la afluencia a los cultos religiosos de Semana Santa es alta, como se ha visto desde el inicio de la Cuaresma.