Detectan cuantiosos fraudes a Seguridad Social en España

Detectan cuantiosos fraudes a Seguridad Social en España

Un Plan de Lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social en España ha detectado 403.000 empleos irregulares hasta octubre pasado y ha logrado la conversión de 247.000 temporales en indefinidos desde abril de 2012, al tiempo que ha permitido ubicar 5.700 empresas ficticias sin actividad real que se crearon con el objeto de facilitar el acceso indebido a prestaciones en ese mismo periodo.

Las informaciones fueron ofrecidas por la ministra española de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo y Seguridad del Congreso para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento, en la que ha avanzado que se potenciará la Oficina de Lucha contra el Fraude y se llevará a cabo en concordancia con las comunidades autónomas y los interlocutores sociales un plan estratégico para acometer actuaciones de manera «más concreta».
Báñez dijo que las actuaciones del Plan de lucha contra el fraude laboral y a la Seguridad Social han incrementado la eficacia de la actuación de la Inspección en la lucha contra el fraude, y el conjunto de medidas ha tenido un impacto económico de 17.189 millones de euros en ese período.
También ha resaltado el «esfuerzo» realizado para incrementar la plantilla, ya que desde 2012 se han incorporado 242 nuevos inspectores y subinspectores.
En este sentido, ha defendido la «tolerancia cero» con el fraude al ser el «enemigo» del empleo y ha recordado que se han llevado a cabo diferentes actuaciones para combatirlo.
Entre otros, ha citado la modificación mejorar la lucha contra el fraude y perseguir los delitos; la Ley ordenadora del sistema de inspección en el Trabajo y el refuerzo de la plantilla de inspectores y subinspectores hasta los 509 efectivos.
Báñez buscará un Pacto de Estado para la conciliación y racionalización de horarios. En este sentido, ha declarado que quiere que «la jornada laboral en España, con carácter general, acabe a las 18.00 horas», además de «estudiar las posibilidades que tendría el cambio de huso horario».
La funcionaria abogó por lograr la conciliación entre trabajo y familia mejorando los mecanismos «con fórmulas como el teletrabajo o la creación de una bolsa de horas para gestionar asuntos propios».