Detectan la bacteria que mata olivos en plantas ornamentales en Córcega

Aceite de oliva, archivo
Aceite de oliva, archivo

París,  Francia.  Las autoridades francesas van a presentar hoy un plan de acción para prevenir la difusión en Córcega de la bacteria que lleva dos años matando olivos en Italia, la Xylella fastidiosa, que se detectó ayer por primera vez en una planta ornamental de una zona comercial del sur de la isla.

La prefectura (delegación del Gobierno) de Ajaccio explicó en un comunicado que el “caso positivo” se Xylella fastidiosa se identificó en unas plantas de Lechera del Cabo (polygala myrtifolia) en una zona comercial de la localidad de Propriano.

Dentro de las medidas de reforzamiento para prevenir esa plaga puestas en marcha por el Gobierno francés, el lunes se tomó una muestra del vegetal sospechoso y se transmitió al laboratorio de referencia, del ANSES, que confirmó la infección.

El prefecto ha puesto en marcha ya una serie de medidas de urgencia, como el arranque de las plantas afectadas, la desinfección de la zona o una investigación epidemiológica, antes del examen de la situación programado hoy por el Consejo Regional de Orientación de la Política Sanitaria Animal y Vegetal.

La bacteria, que ha causado una gran mortalidad en los olivos de la región de Apulia, en el sur de Italia, fue detectada una primera vez en Francia a mediados de abril, en unas plantas de café procedentes de Costa Rica que llegaron al mercado de abastos de París, en Rungis, y que se destruyeron rápidamente.