Deuda de gobiernos por venta de bonos está  en mayor riesgo

http://hoy.com.do/image/article/475/460x390/0/2F525DB0-C3DB-4412-BDCF-D69B9F1224AE.jpeg

Los gobiernos deben proponerse planes para una consolidación fiscal.

A causa del descenso en la clasificación crediticia de Fitch sobre los bonos gubernamentales griegos, los mercados capitales han decidido que la deuda soberana está ligeramente más en riesgo de que lo estuvo una vez. No sólo Grecia e Irlanda, sino también Japón, Reino Unido y Estados Unidos, han sufrido un aumento en sus costos de préstamos.

Esto no es a causa de los frescos horrores que han surgido que amenazan los balances generales públicos, ni es el temor de que los gobiernos no tienen la capacidad de reducir sus déficits.

El riesgo que preocupa a los mercados capitales es meramente político. Ellos están angustiados por el temor de que la presión electoral evitará una consolidación fiscal. Esto fue evidencia de las respuestas de los inversionistas para los dos presupuestos nacionales presentados recientemente en las islas británicas, uno en Dublín y uno en Londres.

Brian Lenihan, el ministro financiero irlandés, reveló un vicioso presupuesto en el que redujo el bienestar social y el pago del sector público. Este muestra que el gobierno irlandés tuvo el estómago político de realizar una profunda reducción, y de ese modo los rendimientos también bajaron un poco. Más consolidación se hace necesaria: los nervios no han sido aplacados totalmente. El presupuesto, no obstante, fue bien recibido.

Por contraste, el gobierno de R.U., con un ojo en la elección general que debe tener lugar dentro de seis meses, dispone de un plan confuso del cual no reveló casi ningún detalle acerca de cómo este frenará su déficit. La consideración importante para los mercados de bonos, no es una pronta consolidación, pero sí una que sea creíble. El gobierno reveló un plan de £76bn, pero sólo especificó los aumentos fiscales y las reducciones de costos que totalizan £44bn. Los otros £30bn todavía tienen que ser explicados.

Aunque este haya revelado si las reducciones de costos o aumentos fiscales son para ir adelantando lentamente, a menudo no hay ningún detalle. El gobierno especificó las pocas áreas que a este le gustaría proteger, tales como salud, y los primeros años de educación. Temerosos de indisponer a los votantes, sin embargo, casi no hay información acerca de lo que sería reducido y lo que sería fiscalizado.

Si el gobierno laboral fuera a ser reelegido, en contra de la reciente evidencia de las encuestas, su actual plan presupuestario requerirá recortes de un 12.3% entre el 2011 y el 2013 para algunas áreas y teniendo poco espacio para una maniobra presupuestaria, tales como defensa. Y todavía no hay ningún detalle sobre cómo esta contracción será manejada, o las opciones que el gobierno tendrá para disponer los departamentos a funcionar con tales enormes reducciones. Este no es un plan creíble.

Sorpresivamente, los rendimientos sobre los bonos a diez años aumentaron por 19 puntos base en respuesta al documento del presupuesto. Los mercados de bonos necesitan saber lo que los partidos políticos británicos actualmente intentan hacer. Lo más importante, lo que harán los votantes.

Las claves

1. Brian Lenihan

El ministro financiero irlandés, reveló un vicioso presupuesto en el que redujo el bienestar social y el pago del sector público.

2.  Estrategia de R.U.

  El gobierno de R.U., con un ojo en la elección general que debe tener lugar dentro de seis meses, dispone de un plan confuso del cual no reveló casi ningún detalle acerca de cómo este frenará su déficit.

3.  Opinión de  mercados

La consideración importante para los mercados de bonos, no es una pronta consolidación, pero sí una que sea creíble.

Coca Cola y Unilever reducirán  emisiones de gases

Ed Crooks y Jenny Wiggins

 Copenhagen y Londres

Unilever y Coca-Cola, las compañías más grandes del mundo han lanzado un plan para reducir las emisiones de gas de invernadero desde US$1,000 millardos  (€685 millardos, £615 millardos) de la industria de productos de consumo global cambiando el comportamiento de sus clientes y suplidores.

Otras multinacionales, como PepsiCo, Kimberly Clark y Alcoa, se espera que se unan a la iniciativa, de acuerdo a las declaraciones de un ejecutivo involucrado. Esto refleja la presión sobre las grandes compañías para que se vea que están actuando responsablemente frente a la amenaza del cambio climático.

Muhtar Kent, presidente de Coca-Cola, dijo: “Yo convoqué a todos mis suplidores juntos para una reunión de dos días y les dije que este tren está puesto en marcha”. Unilever también dijo que había parado de comprar petróleo de una compañía de Indonesia llamada PT Smart, entre las alegatos de Greenpeace que sus plantaciones destruían los bosques.

La iniciativa de los productos de consumo fue lanzada en el momento en que las empresas instaban a los gobiernos en la Conferencia de Copenhagen para que proporcionaran una guía clara sobre las estructuras para poder controlar los gases de invernadero y darles la estabilidad que ellos necesitan para la inversión.

Más de 1,000 ejecutivos, incluyendo docenas de jefes ejecutivos, principalmente de compañías europeas, han sido acreditados como observadores en las reuniones. Coca-Cola y Unilever dijeron que estaban asumiendo una opinión más amplia del impacto ambiental de sus productos, observando las emisiones de sus suplidores y clientes. Unilever estima que por cada tonelada de gas de invernadero que ésta emite de sus propias operaciones, 10 son emitidas por sus suplidores y 30-60 por los clientes que usan sus productos.

Paul Polman, jefe ejecutivo de Uniliver dijo que los detergentes de la compañía eran usados en 125  millardos de lavadas cada año. Expreso que reducir la temperatura de las lavadas a 10° tenía el mismo efecto sobre las emisiones que sacar 16 millones de autos de circulación de las carreteras.

La situación bancaria afecta a los inversionistas

Aline van Duyn

La vista corta

Uno de las consecuencias de la crisis bancaria que ha sido pasada por alto, ha sido el efecto que ésta tuvo sobre los inversionistas que dependen de los dividendos como una fuente de ingresos. Es bien sabido que los dividendos cayeron fuertemente el año pasado, una sensible respuesta por parte de las compañías que buscaban conservar el efectivo. Lo que no es captado tan ampliamente es el desproporcionado impacto que han tenido los problemas en los bancos de E.U. sobre el decreciente pastel de dividendos.

 Hasta el momento en el 2009, las financieras en el índice S&P 500 pagaron $18 millardos en dividendos, que representan justo un 9% del total de pagos realizados por todas las compañías incluidas en el S&P 500, de acuerdo a Standard & Poor’s.

Durante el 2008, $51 millardos fueron pagados por las financieras, o un 20.5% del total por las compañías del S&P 500. En el 2007 y el 2006, la proporción fue un 29% del total, y las cantidades de efectivo proporcionales alcanzaron US$72 millardos en el 2007 y $66 millardos en el 2006.

Los pagos de dividendos de los bancos se espera que aumenten en el 2010. El mercado espera que siete de cada diez de los bancos más grandes de E.U. que han reembolsado al Tarp (programa de ayuda para activos afectados) incrementen los dividendos para el año próximo. Una de las condiciones de recibir el Tarp, por supuesto, es que los dividendos tienen que estar en hielo. Una vez que el Tarp ya no sea una limitación, los dividendos pueden fluir libremente. No obstante, los dividendos se espera que se queden por debajo de los niveles precrisis.

Como la lucha entre Main Street y Wall Street continúa acerca de cuán agradecidos los bancos pueden estar por los movimientos del gobierno para contener la crisis, los bancos pueden lograr varias cosas cambiando más ingresos a dividendos. Primero, es una forma de elevar el consumo, los pagos de dividendos bien pueden ser gastados. Segundo, es una forma de recompensar a los accionistas que lucharon con los bancos, sus acciones están todavía valoradas por mucho menos que hace dos años atrás, a pesar de la recuperación de este año. Los niveles de compensación se han revertido rápidamente a los días precrisis. Presionando los dividendos para que suban otra vez tan rápidamente sería una fuerte señal de que no sólo los empleados se han beneficiado de las recientes mejorías.

Las cifras

US$18  millardos.  En dividendos pagaron las financieras en el índice S&P 500 en el 2009, que representan justo un 9% del total de pagos realizados por todas las compañías incluidas en el S&P 500.

 US$51  millardos.  Fueron pagados por las financieras, o un 20.5% del total por las compañías del S&P 500, durante el 2008. En el 2007 y el 2006, la proporción fue un 29 por ciento del total.

VERSIÓN AL ESPAÑOL DE  ROSANNA CAPELLA