Deuda interés negativo crece a US$2 billones en la zona euro

25_11_2015 HOY_MIERCOLES_251115_ Economía6 E

Lucy Meakin

Las expectativas de los inversores de una mayor flexibilización monetaria por parte del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, han llevado la cantidad de valores gubernamentales de la zona del euro que rinden por debajo de cero a más de US$2 billones.

Los bonos de la región treparon la semana pasada cuando Draghi dijo que la institución hará lo necesario para acelerar la inflación con rapidez. La declaración recordó el lenguaje con que en 2012 prometió hacer “lo que haga falta” para preservar el euro y consolidó las apuestas de los inversores a un mayor estímulo en la reunión del BCE del 3 de diciembre. Mientras los bonos a 10 años declinaron el lunes, los rendimientos del pagaré a dos años de Alemania, Austria y Holanda cayeron a niveles récord.

“El BCE hace muy poco por contrarrestar esa especulación del mercado”, dijo Christoph Rieger, jefe de estrategia fija en Fráncfort de Commerzbank AG. “Si no actúan ahora, sin duda se generaría una gran reacción en lo que respecta al euro y las valuaciones en general”.

La anticipación de una mayor flexibilización también ha afectado al euro. La moneda única cayó el lunes al menor nivel en siete meses luego de que los operadores de futuros se sumaran a las apuestas bajistas. Ya se ha incorporado una reducción de la tasa de depósito de 10 puntos básicos, según datos de futuros que recopiló Bloomberg, mientras que bancos desde Citigroup Inc. hasta Goldman Sachs Group Inc. pronostican una expansión o extensión del plan de flexibilización cuantitativa de 1,1 billones de euros (US$1,2 billones) del Banco Central Europeo (BCE).

Comparación de octubre. Los valores con rendimiento negativo representan ahora la tercera parte de los US$6,4 billones del Índice de Bonos Soberanos de la Zona del Euro de Bloomberg, mientras que la cantidad era de US$1,38 billones antes de la conferencia de prensa de Draghi del 22 de octubre, cuando aseguró que se reexaminaría el estímulo en la reunión del BCE de diciembre.

El rendimiento del pagaré a dos años de Alemania experimentaba ayer pocos cambios a menos 0,38% a , luego de tocar un bajo nivel récord de menos 0,394 por ciento. El precio del valor de cero por ciento con vencimiento en diciembre de 2017 era de 100,79 por ciento de su valor nominal. El rendimiento del bund a 10 años subió 5 puntos básicos, o 0,05 puntos porcentuales, a 0,53 por ciento.

El rendimiento de los pagarés holandeses a dos años tocó un bajo nivel récord de menos 0,368 por ciento, y el de la deuda de similar vencimiento de Austria cayó al menor nivel de la historia, menos 0,326 por ciento. Los rendimientos por debajo de cero significan que los inversores que compran la deuda ahora y la mantienen hasta su vencimiento recibirán menos de lo que pagaron y lo aceptan a cambio de la relativa seguridad de la inversión.

Los bonos a mayor plazo tuvieron un mal desempeño conforme los inversores se preparaban para por lo menos seis subastas de bonos esta semana. Bélgica inició la serie con ventas de valores a 2025 y 2028 cuyos costos crediticios declinaron respecto de subastas anteriores.

El rendimiento belga a 10 años subió 5 puntos básicos, a 0,83 por ciento, y el de Francia subió 5 puntos básicos, a 0,87%.