Día de la juventud
Una juventud diferente

http://hoy.com.do/image/article/487/460x390/0/A4020AB2-0A1B-4A46-9D65-04854CC6FD3E.jpeg

La celebración ayer del Día Nacional de la Juventud es una ocasión más que propicia para hablar de juventud. Pero no de cualquier juventud, sino de esa que sueña y se atreve a luchar por un mejor país, por un mejor mundo.

De esa que hace honor a las visionarias palabras que en un discurso dijo el  presidente chileno Salvador Allende: “Ser joven y no ser revolucionario es una  contradicción hasta biológica”. 

Los valientes.  Guillermo Peña, Joaquín Marte, María del Mar Mella, José Luis Morillo, Hecmilio Galván, Elizabeth Mateo, Carlos Pimentel Florenzán, Ileana García, Jonathan Liriano, Julio García, Eduardo Peña, Alexander Mundaray, Fernando Gil, Ingrid Luciano, Giordano Morel… Contrario a lo que piensan muchos,  la lista de los jóvenes valientes que hoy por hoy luchan por una nueva República Dominicana es grande.

Pero ser muchos no hace las cosas más fáciles. El no conciliar con el mal proceder político de instituciones tradicionales y decantarse por lo alternativo, por lo diferente, ha hecho a estos muchachos transitar caminos muy difíciles.

Tal es el caso de Guillermo Peña, un joven abogado, quien en varias ocasiones fue llamado la atención por su familia quien temía su seguridad por lo que reiteradamente lo presionaban para que abandonase este movimiento. La presión también se da en el plano laboral. Así la vivió Elizabeth Mateo del Movimiento “Toy Jarto pero creo en mi país”, quien fue  despedida de sus labores de abogada en la Suprema Corte de Justicia por formar parte de este movimiento y del comité organizador de la actividad denominada “Un zapatazo contra la corrupción”.

¿Y qué decir de Hecmilio Galván? Quien además de ser apresado por organizar una manifestación denominada “La Otra Feria”, en el marco de la lucha por la preservación del Parque Nacional Los Haitises sufrió un accidente de tránsito y duró varios meses con una pierna enyesada.

Además  han tenido que enfrentarse a la represión policial, de oficiales que al momento de estos chicos y chicas organizar una manifestación olvidan que su presencia debe ser para proteger a estos ciudadanos que tienen todo el derecho de protestar, no para amedrentarlos.

Igualmente de organismos de inteligencia del Estado que los interceptan a ellos y a sus aparatos telefónicos. También tienen que lidiar con los epítetos de personas pagadas en los medios de comunicación  por los sectores a quienes estos jóvenes hacen oposición y del pensamiento más conservador de esta nación que conjuntamente los etiquetan como: “muchachitos rebeldes y malcriados que no tienen nada que hacer y que cuando quemen las hormonas se olvidarán de todo esto”.

Mas contra todo pronóstico los chicos y chicas se mantienen luchando e independientemente de uno u otro que haya cedido a los caramelos que le haya ofrecido el gobierno de turno, este movimiento juvenil se mantiene firme, madurando sí, pero en esta bella lucha.

Su convicción

¿Qué hace a estos jóvenes diferentes de los demás? De quienes conciben los años mozos, más que para una importante etapa de propugnar cambios sociales como la edad para gozar sin mayores responsabilidades. Su convicción es la respuesta. Ellos vienen de diferentes estratos sociales, aunque una cantidad importante es de clase media baja y media alta. Son universitarios y algunos todavía cursan el bachiller, hay mujeres y hombres pero todos tienen en común un marcado espíritu crítico y el anhelo de vivir en un mejor país.

“Me motiva a  luchar la grandiosa labor patriótica de Juan Pablo Duarte y los febreristas. Al igual que la valiente entrega y compromiso con el país de los restauradores, los catorcistas y los miles de jóvenes que se sacrificaron por una república, libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera”, dice Guillermo Peña del movimiento Jóvenes Unidos por un Estado Sano (JUES). 

Mientras que Ileana García expresa que: “Me motiva a luchar el deseo de ver que el cambio está en nosotros, en los jóvenes que creemos que un mejor país es posible, si todoS nos lo proponemos, dejando a un lado la creencia de que los jóvenes estamos ajenos a lo que sucede hoy en día”.

De su lado, Giordano Morel, un joven compositor denominado por sus compañeros de lucha como “El Cantautor del Pueblo” señala que su lucha comenzó cuando se cansó de ver las injusticias que tiene lugar en este país.

“Yo lucho a través de mi guitarra. Haciendo música alternativa social y romantice. Y lo hago con la esperanza de ver algún día que República Dominicana esté libre de las estafas que hacen personalidades del ámbito económico, político y religioso”, expresa el talentoso joven.

Su lucha

En realidad estos chicos tienen ya varios años formando parte de un movimiento social fresco y diferente. Si retrocedemos en el tiempo  veremos que muchos de ellos participaron en el grito ¡Ya ta bueno! que contra la crisis social y económica que provocó el gobierno que encabezó Hipólito Mejía lanzó un grupo de jóvenes en la avenida Abraham Lincoln.

Otros jugaron un papel crucial en la famosa “Otra Feria: República Dominicana desde Adentro”, una actividad organizada   para demostrar la verdadera situación del país en materia socio económica en oposición a la “Feria de los 10 años” celebrada por el gobierno del presidente Leonel Fernández.

Las frases

Guillermo Peña 

Nuestra incipiente democracia está secuestrada por una élite política corrupta que no permite que se desarrolle la institucionalidad”.

Ileana García

“Si todos nos  proponemos un mejor país, dejando a un lado la creencia de que los jóvenes estamos ajenos a lo que sucede hoy en día, lo lograremos”.

Cómo luchan

Giordano Morel lo hace a través de su música. Guillermo Peña, Yanela Zapata, Carlos Pimentel y Jonathan Liriano a través de “Voces Nuevas”, una novedosa sección de Uno + Uno que se transmite los viernes a las 8: 15 de la mañana por Teleantillas en la que  muestran la capacidad analítica de la juventud acerca de temas locales  e internacionales.