Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿Por qué se celebra hoy?

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿Por qué se celebra hoy?

Desde el año 2003, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud promulgaron cada 10 de septiembre como Día Mundial para la Prevención del Suicidio con el propósito de concienciar a las personas que este acto puede evitarse.

El lema para este año es «Crear esperanza a través de la acción», con esto se quiere recordar que existen alternativas y así también ayuda para quienes atraviesan por situaciones complicadas.

El suicidio afecta de manera global a las familias y a los países. Según informaciones, a nivel mundial se suicidan cada año casi un millón de personas, lo que equivale a una persona cada 40 segundos. Además, por cada muerte por suicidio se estima que hay 20 intentos. Otro dato preocupante es que el suicidio constituye la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad.

Recomendaciones para prevenir el suicidio según la OMS:

  • Restricción del acceso a los medios más frecuentemente utilizados para el suicidio (plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos).
  • Información responsable por parte de los medios de comunicación.
  • Identificación temprana, tratamiento y atención a las personas con problemas de salud mental y abuso de sustancias, dolores crónicos y trastorno emocional agudo.
  • Capacitación al personal de salud no especializado en la evaluación y gestión de conductas suicidas.
  • Seguimiento de la atención prestada a personas que intentaron suicidarse y prestación de apoyo comunitario.
  • Apoyar a quienes han perdido a seres queridos que se han suicidado.
  • Introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol.

Señales de alerta:

No siempre es fácil reconocer cuando una persona está teniendo pensamientos suicidas. Sin embargo, existen algunas señales que se pueden tomar en cuenta.

  • Habla acerca del suicidio, o expresar frases como «desearía no haber nacido», «quisiera estar muerto», o similares.
  • Intenta obtener medios para hacer efectivo el suicidio.
  • Retraimiento extremo.
  • Cambios de humor.
  • Preocupación por la muerte.
  • Sentir impotencia y desesperanza ante una situación.
  • Abuso de alcohol y drogas.
  • Cambios en la rutina normal.
  • Hacer cosas autodestructivas e imprudentes.
  • Despedirse de las personas como si fuera a ser definitivo.

Según un estudio de la agencia de salud de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la tasa de suicidios masculina dobla a la femenina con 12,6 por 100.000 hombres frente a 5,4 por 100.000 mujeres y representa la cuarta causa de muertes entre jóvenes de 15 a 29 años tras los traumatismos por accidentes de tráfico, la tuberculosis y la violencia interpersonal. El organismo critica la falta de estrategias nacionales de prevención y publica una nueva serie de orientaciones para prevenirlo.

Leer más: El suicidio es la cuarta causa principal de muerte en jóvenes

Naciones Unidas, indicó que por regiones, los mayores índices en 2019 se registraron en África -11,2 suicidios por 100.000 habitantes, Europa 10,5 por 100.000 y Asia Sudoriental 10,2 por 100.000, que se situaron por encima de la media mundial establecida en 9 suicidios por 100.000 habitantes. La cifra más baja fue en el Mediterráneo Oriental con 6,4 por 100.000 habitantes.

«Los índices de suicidio masculino son generalmente más altos en los países de altos ingresos (16.5 por 100.000), mientras que las femeninas ocurren en los países de ingresos medio-bajo (7,1 por 100.000)». Asegura la ONU.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas