Día Nacional del Médico: ¿Qué significa serlo en el mundo moderno de hoy?

Día Nacional del Médico: ¿Qué significa serlo en el mundo moderno de hoy?

Médicos (Fuente externa)

Los profesionales de la medicina en República Dominicana festejan su día cada 18 de agosto debido a que esta fecha ha sido declarada “Día Nacional del Médico

Ser médico es tener actitud ante esta elección, es reconocer que, a diario, esta profesión te llena de pasión, de inquietudes, de necesidad de conocimientos de manera permanente y veloz. Gracias a los recursos tecnológicos podemos estar en contacto con colegas de otras partes del mundo y, de esta manera, acceder a las últimas actualizaciones y realizar interconsultas.

Ser médico es conocer nuestros límites y saber que en muchas oportunidades debemos trabajar en equipo y de manera interdisciplinaria con colegas de otras especialidades

Significa mucho más que abrazar el arte de curar: es escuchar, contener, acompañar y empatizar con el enfermo que te necesita y brindar apoyo a la familia (este es un espacio que no puede faltar).

El “padre de la medicina”, Hipócrates, dijo: “Donde hay amor, hay arte médico”.

 Un médico necesita:

· Un cerebro lúcido.

· Un corazón tierno y piadoso.

· Humildad.

· Saber escuchar.

· Usar un lenguaje claro.

· Y, claro, de algo de humor.

Todos estos valores humanos son tan importantes como el dominio científico.

Lee más: Día del Médico Dominicano: ¿por qué se celebra esta fecha?

Debemos tener presente, todos los días, la definición de la relación médico-paciente de von Weisaecker: “El paciente es una persona que necesita ayuda, el médico es la persona capaz de dar esa ayuda” con respeto, responsabilidad y comprensión.

El crecimiento exponencial de la ciencia médica nos obliga a actualizarnos permanentemente. Esto suele “robarle” tiempo a nuestras familias y a nuestros afectos, pero la profesión que abrazamos nos exige ser más eficientes y brindar calidad de cuidados a quien nos necesita. Más allá de las vicisitudes de nuestro sistema de salud, no se debe perder la esencia humana y ética.

Ser médico significa recordar que debemos superarnos, e implica entrega, sacrificio, preocupación por quien nos necesita, generosidad, lealtad y honestidad.

Es entregar al enfermo lo mejor de nosotros, es acompañar en la muerte digna, y esto excede nuestra formación científica y académica.

Ser médico es saber que debemos ponernos en el lugar del otro, de esta manera comprenderemos lo que el paciente necesita, sin esperar nada a cambio.

Es cuidar, pero también cuidarnos evitando el desgaste, y es saber que algún día podemos estar sentado del otro lado del escritorio.

La mejor manera de celebrar nuestro día es trabajando y honrando la profesión. ¡Salud a todos los colegas!

Publicaciones Relacionadas

Más leídas