Díaz aprovecha oportunidad; disfruta al máximo con los Mets

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/B08C7625-1C62-4018-90D5-DF2A5400A9E7.jpeg

POR WILL GONZÁLEZ
De ESPNDeportes.com
FILADELFIA.-
En la octava entrada del décimo tercer desafió de los Mets, Víctor Díaz salió corriendo de la intermedia con toda su fuerza cuando su compañero, Miguel Cairo, disparó un fly al jardín central. Díaz creía que habían dos outs.

Su coach de tercera, Manny Acta, le gestionaba que regresara a la segunda base. Pero el novato de 23 años de edad galopeaba desbocado con su cabeza baja. El rugido de 25,236 personas en la gradas no dejaron que los gritos del técnico le llegaran al corredor. Cuando el joven se dio cuenta que abandonó la base con sólo un out, ya era muy tarde. Los Phillies lograron un doble play para cerrar la entrada con un tiro al segundo saco. Filadelfia ganó el juego 5 a 4.

La novatada no le afectó ni le quitó la confianza a Díaz. En vez de perder su ánimo, el nativo de Santo Domingo regresó al plato el próximo día y pegó dos cuadrangulares de dos carreras en sus primeros dos turnos. Los Mets ganaron ese desafío 16 a 4.

Díaz ha sido una agradable sorpresa para los Mets. Como suplente de Mike Cameron, disfrutaba de un promedio de .362 , tres cuadrangulares, y 10 carreras impulsadas en sus primeras 47 veces al bate este año. Cameron empezó la temporada en la lista de lesionados. Los numeritos de Díaz son más sorprendentes cuando se tiene en mente que es el octavo bate del club. Los lanzadores opuestos no tienen que tirarle nada bueno porque le sigue el pitcher en el orden.

¿Como es que un muchacho con sólo quince juegos de experiencia en la gran carpa antes del 2005 puede lucir tan bien y demostrar tanta calma jugando como suplente en la cuidad de los rascacielos?

“Eso vino contra el Licey. Yo soy Aguilucho. Esa presión allá en dominicana es lo mejor”, explicó Díaz recientemente después de sus practicas de bateo. “Ya me acostumbré. Esa experiencia. Esa presión. Ahora voy relajado. Juego mi pelota un juego a la vez. Me tocó par de veces batear en situaciones para ganar juegos contra el Licey. Cuando gané el premio de Novato del Año (torneo del 2003-2004) fue gracias a un turno que tomé contra Guillermo Mota. Di un doble para ganar. Esa emoción nunca se me ha olvidado”.

Con el conjunto del Cibao, el joven también compartió tiempo con peloteros del calibre de Miguel Tejada, Tony Bautista, Raúl Mondesí, Guillermo García, y Julián Tavares. “Aprendí que la presión estaba en ellos no en mí. Como ahora la presión esta en Pedro Martínez y en Carlos Beltrán, ellos son los caballos del equipo. Yo solo estoy poniendo de mi parte ayudando.”

Manny Acta, el también dirigente del Licey, reconoce que Díaz es un pelotero especial. “Me ha hecho mucho daño en los últimos años que ha jugado allá. Viéndolo del otro dugout es diferente que estar junto con él. No es un muchacho común y corriente. Es más suelto. Luce mal en una situación y viene en el próximo turno y conecta el hit grande. Ya lo he visto hacer eso en los últimos años en la liga de invierno. Eso es una de las cosas que lo va ayudar en este nivel después de que tenga un poquito más de experiencia.

No obstante su buena actuación, Díaz esta programado a bajar a las menores cuando Cameron regrese.

“Queremos que juegue todos los días”, explicó el dirigente de los Mets, Willie Randoph.

“Apenas lleva dos años haciendo la transición de infileder a outfielder. Todavía tiene mucho que trabajar allá”, confiesa Acta. “A él le han hablando claro que la organización quiere que juegue diariamente para que se desarrolle y que prefieren que este en triple A que esté aquí sentado”.

Los Mets no tienen temor de que la democión deprima a Díaz. “El va manejar esa transición bien. Yo creo que él no va a permanecer mucho tiempo allá bajo”, añadió Acta.

Díaz está dispuesto a aceptar la democión pero hace todo lo posible para cambiarle la mente a los Mets.

“Si ellos me necesitan abajo para yo practicar un poco más jugando el outfield, tengo que ir a trabajar un poco más. No soy muchacho de mala actitud. Se que hay que esperar para la oportunidad en este negocio. Pero si la oportunidad está aquí yo voy a tomar toda la ventaja y hacer todo lo que pueda hacer para quedarme. Eso es lo que estoy haciendo”.

No será fácil descarrilar a Víctor Díaz de su destino hacia el puesto de nueva estrella latina en las Grandes Ligas.