Dice amabilidad dominicana facilita la competitividad

http://hoy.com.do/image/article/204/460x390/0/32512A24-0805-4AB1-B2D8-55C3F00B2308.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
El factor de competitividad más fuerte que tiene el turismo es la gente, según el empresario Gustavo de Hostos, quien sugirió que se cree una “marca-país”, que identifique al pueblo dominicano en el exterior y que se explore la amabilidad de la gente.

Hostos, quien es miembro del comité de la Asociación de Línea Aéreas, responsable del análisis y evaluación de los efectos de los nuevos impuestos sobre la competitividad, dijo que todos los destinos turísticos del caribe tienen elementos comunes, pero que siempre hay uno que distingue a una nación de otra.

“Todos los destinos con los que competimos en el Caribe tienen playas bonitas, todos tenemos bailes, música bonitas, todos tienen buena comida, pero lo que diferencia a República Dominicana es la gente”, expresó.

Opinó que “si yo fuera a hacer algo sobre la dominicanidad o Marca-País, sería sobre amabilidad de su gente, lo cual se ve en el conjunto de la sociedad dominicana, pues somos un pueblo amable”.

Manifestó que República Dominicana tiene muchos recursos para seguir mejorando su competitividad, pero que sus activos intangibles están en su gente, el cual estima que es el elemento que debe servir para establecer una marca-país.

Abogó por una mayor inversión en la educación, en la capacitación de la población, haciendo énfasis en la enseñanza de otros idiomas, entre estos el inglés, la cual debe empezar a temprana edad.

Citó el caso de Japón, donde a temprana edad se le enseña a la población la importancia de capacitarse en electrónica y donde para pasar el octavo grado de la educación primaria había que fabricar un radio, lo que contribuyó a que toda la sociedad japonesa se capacitara en el área de la electrónica, convirtiendo a ese país en un líder en ese renglón.

“Capacitar a la gente es una decisión que deben tomar todos los sectores de la sociedad”, dijo.

Manifestó que en la asociación a la cual pertenece se capacita al personal en diversas áreas en las cuales están llamados a servir, con miras a rendir un mejor servicio y que el empleado tenga una mayor conciencia del trabajo que realiza.

Abogó porque se eduque a los hombres y mujeres dominicanos para que sean profesionales, por entender que eso le da un valor agregado al producto o servicio que se ofrece.

Manifestó que con ese objetivo ofrecen becas a estudiantes meritorios para que estudien en centros, en el país y en exterior, para que aprendan otros idiomas, lo cual beneficia a jóvenes pobres.