Dice Constitución ignoró su principal fuente de legitimidad

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/72BCDB94-248A-422E-914D-4163BC9F36F9.jpeg

El economista Luis Abinader  afirmó hoy que la sociedad dominicana no tiene motivo para celebrar la puesta en vigencia  de la nueva constitución, porque a su juicio ésta fue producto de un pacto coyuntural de sectores conservadores que anuló la voluntad de amplios sectores del país.

De acuerdo al precandidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano, el primer pecado  de la nueva carta magna  fue haber desconocido el grueso de las recomendaciones emanadas de  la Consulta Popular para la Reforma Constitucional, que debió ser la principal fuente de legitimidad del proceso de reforma.

Recordó que la consulta popular convocada por el propio presidente de la República, doctor Leonel Fernández, celebró  más de 150 asambleas municipales y sectoriales en las que se debatieron los temas de mayor interés para la nación. Durante este periodo de tiempo los dominicanos tuvieron la oportunidad de expresar sus ideas y hacer sus propuestas de reforma a la constitución, apuntó el licenciado Abinader.

Sostuvo que  el presidente Fernández decidió echar a un lado los principales resultados de la consulta para negociar “un acuerdo de aposento” con el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, quien actuó al margen de la dirección del PRD.

Mediante ese acuerdo, en opinión del joven político y empresario, dijo que el doctor  Fernández logró el propósito de prolongar  su carrera presidencial, al tener la opción constitucional de presentarse como candidato a un cuarto período, mientras  el ingeniero Vargas Maldonado todavía no ha logrado  lo que parecía ser su principal objetivo coyuntural, que era la aprobación de una nueva ley de partidos.

En opinión del alto dirigente perredeísta, los elementos nuevos que se han agregado a la Constitución no representan ningún avance significativo para el país. “Al contrario, los cambios introducidos significan un retroceso en aspectos fundamentales”, apuntó.

Dijo que la nueva Constitución  suprime varios derechos  colectivos que aparecían en el viejo texto o en el proyecto de reforma original, como la defensa del patrimonio común, el disfrute de los bienes públicos, el derecho a una administración pública honesta y transparente y al uso de los avances científicos y tecnológicos.

Resaltó que en  la Constitución apadrinada por Leonel Fernández y Miguel Vargas, los ciudadanos dominicanos no tendremos derecho a demandar la inconstitucionalidad de una ley o de un acto jurídico lesivo al interés público, ni tendremos derecho constitucional a ser compensados o indemnizados por los perjuicios o lesiones que puedan causar bienes o servicios de mala calidad”.

“Tampoco se contempla ninguna sanción para los funcionarios públicos que proporcionen ventajas a sus asociados, familiares, allegados, amigos o relacionados, tal como está consagrado en el artículo 102 del viejo texto”, explicó Luis Abinader.

Otro signo de atraso, de acuerdo al joven político, es el artículo mediante el cual se le niega a la mujer  el derecho de recurrir al aborto terapéutico en caso de que su vida corra peligro”.

Cuestionó también el nuevo precepto constitucional que  elimina la declaración de que los senadores y diputados son libres e independientes en la toma de decisiones y de que deben actuar en apego al sagrado deber de representar al pueblo que los eligió, para acatar solo las directrices de sus partidos.