Dice país tendrá que apurar reforma fiscal

POR SOILA PANIAGUA
El secretario Técnico de la Presidencia, Temístocles Montás, dijo ayer que el país tendrá que apurar la reforma fiscal para cumplir con las imposiciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), de que en un período de 15 meses la comisión cambiaria debe ser desmontada.

De acuerdo al funcionario, en el programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI) se estableció que el proyecto de ley debía estar listo entre junio y julio de este año, para ser sometido al Congreso Nacional después de las elecciones congresionales y municipales de 2006.

Sin embargo, añadió que en ese momento no se contempló una razón que ahora obliga a traer el tema de la reforma fiscal al debate público.

“Ocurrió que la Organización Mundial del Comercio le ha dado a la República Dominicana un período de 15 meses para desmontar la comisión cambiaria, que es uno de los impuestos más importantes para el gobierno, con un aporte de RD$21,000 millones al año”, explicó.

Manifestó que se trata de una situación problemática ya que el gobierno no puede desprenderse de RD$21,000 millones “de la noche a la mañana y eso nos obliga a sentarnos para discutir cómo vamos a resolver ese problema”.

Estimó que se debe tomar en cuenta la posibilidad del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Centroamérica (RD-CAFTA), que puede aprobarse este mes o el próximo, lo cual obligará al gobierno a desmontar la comisión cambiaria.

“Esos nos obliga a comenzar a trabajar en el tema de la reforma y debe hacerse, no sólo con la participación del sector empresarial y le he planteado al presidente Leonel Fernández que esta es la oportunidad para dotar al país de una reforma fiscal, no de un gobierno, sino la reforma fiscal de un país”, comentó.

Sostuvo que no se pueden hacer reformas cada dos años, sino establecer reglas de juego que sean permanentes en el tiempo.

“Las fuerzas políticas, el PRD el Partido Reformista, el PLD, los empresarios, la sociedad, que doten al país de una verdadera reforma que nos permita, durante los próximos diez o quince años, operar sin que tengamos estos traumas permanentes de tener que buscarle dinero al gobierno porque hay un problema por resolver”, sostuvo Montás.

En otro orden, manifestó que para la primera semana de junio se producirá una reunión con la banca privada, para renegociar la parte pendiente de la deuda externa.

También dijo que se reunirán con los suplidores privados, -Unión Fenosa- para de esa forma cumplir con los requisitos con el Club de París, que estableció como condición para reestructurar US$179 millones, que se aplicará el trato comparable con los acreedores privados de la República Dominicana.