Dice Plan de Seguridad ha sido
un total fracaso en los barrios

http://hoy.com.do/image/article/148/460x390/0/4199070C-A106-49AE-A593-2307B1DE4552.jpeg

SORANGE BATISTA
s.batista@hoy.com.do
El coordinador general de la Pastoral Penitenciaria consideró ayer que el Plan de Seguridad Democrática que lleva a cabo el Gobierno tiene que revisar la política de persecución del crimen porque, a su juicio, ha sido un total fracaso.

 Fray Arístides Jiménez Richardson dijo que pese a los  citados programas los robos, atracos y  asesinatos han aumentado. 

 “Pienso que la política criminal del Estado debe ser revisada por el gobierno, ya que consiste en perseguir a los delincuentes, sin tomarse en cuenta otras medidas para hacer más eficiente  la lucha contra ese mal social”, declaró el religioso.

Dijo que la delincuencia opera a la luz del día, donde no hay garantía para los ciudadanos, al tiempo que reconoció la labor que lleva a cabo el actual jefe de la Policía Nacional, mayor general Rafael  Guillermo Guzmán Fermín, por erradicar esos hechos.

Se mostró partidario de crear proyectos para mejorar la educación, así como de la creación de fuentes de trabajo para los jóvenes en los barrios.

Procurador defiende.  Mientras, el procurador general,  Radhamés Jiménez, defendió la labor que  realizan a través del programa  Barrio Seguro y el Plan de Seguridad Democrática para enfrentar la  criminalidad.

Resaltó el trabajo que viene realizando  Guzmán Fermín,  en diversos sectores de la capital y de la provincia de Santo Domingo.

 Richardson y Jiménez hablaron  al inaugurar las oficinas para coordinar el nuevo modelo penitenciario.

Procuraduría inaugura nuevas oficinas

La procuraduría General de la República  inauguró  la Oficina Nacional de Coordinación del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, donde fueron entregados  RD$5.5 millones como Fondo Patrimonial Penitenciario, donados por el Estado y el empresariado dominicano, para las acciones que se ejecutan en ese proceso de reforma.

La donación fue recibida por el tesorero del Patronato Nacional Penitenciario, Manuel Arsenio Ureña,  en el acto realizado  en la calle Mahatma Gandhi 353, en Gascue, donde está ubicado el  local.

 El procurador general   Radhamés Jiménez , entregó un millón de pesos, a nombre del Estado dominicano, mientras,  también donaron esa  misma cantidad  cada uno de los empresarios y miembros del patronato José Luis Corripio, Manuel Estrella, Abraham Selman y  Rosa  Hernández de Grullón,  a nombre del Banco Popular, además del empresario   Arsenio Ureña quien   entregó RD$500,000.

Al hablar en el acto, Corripio  expresó su  satisfacción por pertenecer  al patronato  ya que , según dijo, eso le permite hacer donaciones.

Exhortó a  quienes puedan hacerlo colaboren “porque mejorando ese sector estamos mejorando la sociedad dominicana, y con esto estamos contribuyendo a que el agua llegue al sitio donde más  hace falta”, declaró.

En  el acto participaron además    fray Arístides Jiménez, el embajador de Gran Bretaña, Ian Worthington, y otras autoridades.