Dice politiquería sacrifica proyecto

POR EVARISTO RUBENS
El ex secretario de Agricultura, Eligio Jáquez, afirmó que el proyecto de invernaderos auspiciado por el gobierno del ex presidente Hipólito Mejía, es el programa mejor orientado para insertar al país en el esquema de la globalización que se ha impuesto en el comercio mundial, pero que la politiquería ya lo ha sacrificado.

Manifestó que la producción agrícola bajo condiciones controladas en los invernaderos garantiza el cultivo de bienes de calidad exportable, ingresos seguros en divisas, oferta de empleo en la zona rural, apoyo a la industria turística y aprovechamiento de las ventajas comparativas del país.

Jáquez también manifestó que la producción bajo invernaderos representa un cambio significativo en la forma y la calidad de producción de cultivos de alto valor comercial en el actual mundo de comercio globalizado.

Señaló que esa tecnología implica un mayor control sobre variables tan importantes como el riego, la aplicación de fertilizantes, la luminosidad, la humedad relativa, la temperatura y la incidencia de plagas y enfermedades.

Jáquez manifestó que con el sistema de invernaderos se puede hacer una mejor programación de la época de producción, lo que favorece la colocación de los productos en los mercados internacionales en el momento y con la calidad deseada.

El ex funcionario definió como un grave error que las autoridades del actual gobierno hayan utilizado el proyecto de invernaderos como un instrumento de retaliación política contra algunos funcionarios de la pasada administración.

Expresó que el gobierno que encabeza Leonel Fernández ha preferido sacrificar el desarrollo sano del proyecto de invernaderos para justificar la persecución judicial contra productores y profesionales que tienen toda la calidad para participar en un programa de esa naturaleza.

Recordó que esos productores y técnicos, para adquirir los invernaderos tuvieron que contraer un préstamo de RD$2.0 millones con el Banco Agrícola, tras cumplir con todos los requisitos que establece esa institución.

Según Jáquez, todos los beneficiarios del proyecto de invernaderos cumplieron los requisitos exigidos por el Banco Agrícola, e incluyó entre ellos a 25 productores identificados como miembros del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

“Resulta risible que las autoridades peledeístas, que en la pasada gestión repartieron a sus dirigentes y militantes, tierras, camiones, viviendas, becas y más de RD$1,458 millones a través del Programa Eventual Mínimo de Empleo (PEME), pretendan justificar una campaña persecutoria en contra de algunos productores y empresarios agrícolas, por el sólo hecho de estar vinculados al PRD”, expresó.

Jáquez dijo estar convencido de que la acusación en su contra carece de toda sustentación jurídica, ya que aunque fue el auspiciador del proyecto, no tuvo ninguna responsabilidad con la asignación de los invernaderos, ya que esa facultad fue asumida exclusivamente por el Banco Agrícola, luego que la Secretaría de Agricultura le traspasara formalmente la administración del programa.

“El Banco Agrícola fue la institución responsable de depurar y aprobar las solicitudes de financiamiento para participar en el programa de invernaderos y existen pruebas documentales que avalan ese hecho”, sostuvo.

Agregó que los invernaderos fueron contratados a través de un préstamo con el Deustch Bank, de España, para ser instalados por la Compañía Constructora de Invernaderos Sánchez (COINSA), mediante la modalidad de proyecto llave en mano, por lo cual ningún funcionario tuvo la opción de manejar los recursos destinados al programa.