Dicen acuerdo con FMI  sería señal compromiso

La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS) considera  que la firma de un nuevo  acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que implique mayores obligaciones de contingencia por parte del gobierno y de las autoridades monetarias remitiría a una señal clara de compromiso a los inversionistas locales e internacionales sobre sus intenciones de mantener la estabilidad económica y disciplina fiscal.

De acuerdo al presidente de la ACIS, Luis Núñez, una razón básica y fundamental para defender un nuevo acuerdo con el FMI, es  fundamentada en la delicada situación fiscal que enfrenta el gobierno debido, en gran medida, al incremento del gasto público,  a lo que se agregan las  repercusiones negativas que, al igual que en otras naciones, se empezaran  a sentir sobre las actividades productivas en el corto plazo, a causa del colapso económico que atraviesa la economía internacional, particularmente la estadounidense.

No obstante, advirtió en ese orden que si bien resulta saludable establecer un acuerdo con el FMI, los ajustes y obligaciones que esto entraña deben ser producidos a través de ajustes en el gasto público y en la ejecución del presupuesto nacional, y nunca mediante una reforma tributaria que sólo acogotaría a la población dominicana repercutiendo en los ingresos ciudadanos y en una merma de la capacidad de compra.

Subrayó que la debilidad institucional que prevalece en el país no garantiza que se cumplan normativas que conlleven determinados impactos sociales y políticos, por lo que es preciso que el país adopte una conducta prudente y racional en la calidad del gasto público y fundamentalmente en la planificación del presupuesto nacional del año entrante que precisa de atender prioridades que inciden en el  desarrollo.

La frase

Luis Núñez

Los comerciantes e industriales de Santiago consideramos que la coyuntura que nos desenvuelve es muy compleja, por el entramado de variables ex ternas e internas que están afectando las actividades económicas, en virtud de lo que ponderamos la conveniencia de gestionar un acuerdo con el FMI que, al tiempo que comprometa a las autoridades con la estabilidad, signifique un aval de dicho organismo a la comunidad financiera internacional”.