Dicen entregaron a padre hija de rusa presa en Najayo

Está en poder de su padre, un dominicano, la otra hija de la rusa Svetlana Poezzhara, quien sufre problemas mentales y cumple una condena de 10 años en la cárcel de Najayo, San Cristóbal, por haber asesinado a su hija de 5 años.

La alcaidesa Oneida Acevedo dijo que la niña, de nombre Némesis Oriamna Poezzhara, fue entregada al supuesto padre de nombre Lorenzo, a finales del año 2001, por la entonces alcaidesa Raisa Clarissa Lara Martínez. Tenía entonces seis meses de edad.

Agregó que aunque desconoce el paradero de la niña que debe tener dos años puede afirmar que las autoridades cumplieron con los requisitos legales, tras señalar que las reclusas le dieron testimonio de la situación.

La alcaidesa Acevedo y la ex reclusa Fressa Gerónimo explicaron que la entrega de la niña al supuesto padre se materializó porque la madre no la quería ni cuidaba.

La ex presidiaria dijo a redactores de HOY que se encargó del cuidado de la hija de la rusa hasta los seis meses, cuando fue sacada del penal.

“Esa niña hasta dormía conmigo todas las noches porque su madre no la quería porque era de color oscuro. Pero además la madre siempre estaba en condiciones deprimentes”, dijo la ex reclusa.

Dijo, además, que está dispuesta a testificar en relación a que ninguna autoridad del consulado de la Federación Rusa se encargó de Poezzhara, sino que por el contrario se olvidaron de ella.

Dijo que muchas personas visitaban el penal sólo para ver a la hija de la rusa.

La señora Poezzhara, quien sufre problemas mentales, vive en la actualidad en el pabellón 4 de Mujeres en Najayo, donde es cuidada e incluso bañada por sus compañeras.

[b]ALCAIDE[/b]

Mientras que la doctora Acevedo, alcaidesa de Najayo, sostuvo que aunque no ocupaba el cargo cuando se produjo esa situación, puede asegurar que la dirección de Prisiones actuó apegada a la ley para la entrega de la niña a su padre.

“Nadie se ha preocupado de esa reclusa, que en realidad representa un peligro para las demás presas debido a que padece serios trastornos mentales”, apuntó.

Afirmó que nadie en el penal ha maltratado a Poezzhara, sino que por el contrario tanto ella como su hija recibieron ayuda.

Descartó que dentro del penal la rusa haya sido abusada sexualmente.

[b]NADIE VISITA A RUSA[/b]

Reclusas de Najayo negaron que personal de la embajada Rusa en el país ofrecieran ayuda a Poezzhara y que sólo la alcaidesa Acevedo y otras reclusas del penal se hacen cargo de la extranjera.

La coordinadora de la cárcel para mujeres de Najayo afirmó que las autoridades diplomáticas rusas visitaron el penal en dos oportunidades para entregar RD$10,000 que eran propiedad de Poezzhara.

Pidieron al periodista Miguel Aponte Viguera que visite el penal para que verifique la versión que han suministrado y se pueda dar cuenta de que la rusa ha sido abandonada a su suerte.

Afirmaron que Poezzhara llegó al penal con alrededor de tres meses de embarazada y que cuando parió mostró rechazo por la niña, debido a que nació de tez oscura.

Mientras que la ex reclusa Gerónimo afirmó que los medicamentos que ingiere la rusa son adquiridos por las demás presas, quienes la bañan y la cuidan.

[b]OTRA VERSIÓN[/b]

No obstante, el periodista Aponte Viguera, presidente de la Asociación de Profesionales Egresados de la antigua Unión Soviética, sostiene que la hija de la reclusa fue desaparecida en prisión.

Dijo, además, que el consulado de la Federación Rusa asistió a la ciudadana rusa.

Mostró una carta de fecha 27 de octubre del año 2003 en la que la secretaria del consulado pide permiso a la Procuraduría General de la República para asistirla.

Dijo que la cónsul honorario de la Federación Rusa, Virginia Velázquez de Simó, designó al señor José William Tavares, intérprete judicial para asistir a Poezzhava.