Dicen reforma financiaría corrupción

El Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, el Centro de Investigación Económica para el Caribe (CIECA) y el Foro Ciudadano rechazaron que, por tercera ocasión en menos de dos años, el FMI pretenda que el gobierno dominicano financie por medio de una “reforma tributaria” “su ineficiencia y corrupción” sin asegurar los fondos recaudados en beneficio de la inversión social.

Así también, objetaron el pago de una deuda producto de un fraude privado y el resultado de un acuerdo comercial como el DR-CAFTA.

Para el Centro Montalvo, CIECA  y Foro Ciudadano lo que está pendiente en nuestro país es una auténtica reforma fiscal que se comprometa con el desarrollo económico y social del país.

Consideraron que una reforma fiscal debe  contribuir a la estabilidad económica pero también generar equidad social.

“Esto sólo se conseguirá a través de un sistema de impuestos progresivo que impulse la competitividad y criterios claros de utilización del gasto público en salud, educación y seguridad social e infraestructura”, expresaron las entidades.

Afirman que las alternativas planteadas por el Fondo Monetario Internacional en el documento titulado “Medidas tributarias para el ajuste fiscal”,  vuelve a incluir medidas que penalizan a los más pobres sin ni siquiera  mencionar la necesidad de aumentar el monto y mejorar la eficiencia y transparencia de la inversión social.

Las organizaciones plantearon la urgente necesidad de abordar responsablemente temas tan importantes como son: la ineficiencia en el cobro a los más ricos, el alto índice de evasión fiscal, el uso poco transparente y con fines políticos de los recursos del Estado, la abultada nómina pública, el gasto excesivo en publicidad gubernamental, los gastos de representación.  Así como enfrentar el gasto ineficiente provocado por la duplicidad de instituciones gubernamentales creadas para un mismo fin.

Calificaron como una  irresponsabilidad volver a proyectar como principal vía de recaudación un aumento de la tasa ITBIS de un 16 a un 18% (aumento que representa el 42.24% del total a recaudar de todas las medidas planteadas), así como incluir dentro de su base alimentos que son parte de la canasta básica.

Entienden que este tipo de medidas profundizará el gran deterioro que han atravesado las finanzas familiares estos últimos años, especialmente en grupos de bajos ingresos.

Plantearon que tanto el FMI como gobierno son conscientes de que existen fuentes alternativas de recaudación que no perjudicarían la población de menores ingresos ni afectarían la competitividad de la industria nacional, dentro de las que desataron: el impuesto a vehículos de lujo, vivienda suntuaria, los intereses generados por los grandes ahorros o las ganancias de las zonas francas.

“Las medidas a ser consideradas por el gobierno deben defender a la vez, el ingreso y el consumo de los más pobres y el fortalecimiento de los mecanismos de cobro a los sectores de altos ingresos, reduciendo los altos niveles de evasión y eliminando las exenciones de las que sólo se benefician los sectores más ricos del país”, afirmaron.

 Agregaron que el gobierno debe adoptar medidas que eficienticen y transparenten el manejo de las finanzas públicas y reducir los subsidios, específicamente, a la población más rica y a los sectores no prioritarios.

El Centro Montalvo, CIECA y Foro Ciudadano recordaron al gobierno el compromiso, asumido el año pasado con el sector social, de aumentar en el presupuesto nacional de los próximos años las partidas destinadas a la inversión social.

“El gobierno tiene la tarea de proteger los ingresos que necesita el Estado dominicano para aumentar la inversión social en salud, educación y seguridad social y comprometer estas inversiones con resultados específicos que puedan ser evaluados al fin de su ejecución”, puntualizaron.