Dicta tres meses prisión preventiva contra oficiales por abuso a menor

Prisión preventiva para general José Acosta Castellanos  acusados de abusar a una menor Durante  la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, juez, José Alejandro Vargas, en Palacio de Justicia de Distrito Nacional Santo Domingo Rep. Dom. 2 de julio del 2019. Foto Pedro Sosa
Prisión preventiva para general José Acosta Castellanos acusados de abusar a una menor Durante la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, juez, José Alejandro Vargas, en Palacio de Justicia de Distrito Nacional Santo Domingo Rep. Dom. 2 de julio del 2019. Foto Pedro Sosa

El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, dictó ayer tres meses de prisión preventiva como medida de coerción al general José Alejandro Acosta Castellanos y el coronel Ángel Antonio Bautista Piña, ambos acusados de abusar sexualmente de una menor, cuyo nombre se omite por razones legales.
Los oficiales que actualmente se encuentran suspendidos deberán cumplir la medida en la cárcel de Operaciones Especiales, en Manoguayabo.
Los abogados de la defensa rechazaron la decisión del juez, alegando que los imputados no representan amenaza de fuga.
Pese a que la madre de la víctima había desestimado la denuncia, el juez Vargas acogió la petición hecha por el MP.

La utilizaron. En el caso del coronel, el MP detalla en la solicitud de medida de coerción que éste en una ocasión utilizó a la menor como intermediaria para extorsionar a un narcotraficante.
“El coronel Piña le puso un uniforme de policía, le dio una pistola y la mandó a la cárcel de Rafey, donde un capo, a buscar 120 mil pesos”, según la fiscalía los datos fueron obtenidos del celular de la víctima por la madre
El mismo informe señala que al llegar donde el “capo” la joven fue agredida y enviada donde el general Acosta Castellanos.
En cuanto al general, el documento del MP indica que luego de sostener una relación sentimental con la menor por dos años, le regaló a la madre de la joven un televisor, una nevera y una cama para evitar que las fotografías que lo involucraban fueran difundidas.
Entre la madre y el general Acosta Castellanos se firmó un acuerdo, en presencia de un abogado, para que las fotos fueran eliminadas, según el informe.
Antecedentes. Según la acusación del Ministerio Público, la joven conoció al imputado Acosta Castellanos en el año 2017, cuando entonces tenía 15 años, en un programa de formación de jóvenes que auspiciaba la Policía Nacional en varios sectores del Distrito Nacional, y desde entonces mantuvieron relaciones sexuales.
Acosta Castellanos, aunque sabía que la joven era menor de edad, la llamaba para que se reunieran en un parque cercano al hogar de ésta y sostenían relaciones sexuales en su vehículo, y también en el apartamento del imputado.
En julio de 2018, según el expediente acusatorio, la menor conoció al imputado Ángel Antonio Bautista Piña, quien posteriormente también mantuvo relaciones sexuales con la adolescente; uno de esos encuentros fue grabado y difundido por las redes sociales.
Durante la relación que mantuvo Acosta Castellanos con ella quedó embarazada dos veces, en 2017 y 2018, y en ambas ocasiones el imputado le dijo que se hiciera un aborto. En 2018, para tales fines, le dio 13,000 pesos y le compró pastillas abortivas conocidas como Cytotec.
De acuerdo con el certificado médico emitido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), la adolescente presenta hallazgos compatibles con desgarros antiguos múltiples, y que se encuentra en estado de gestación.
Esto último ha sido negado tanto por la defensa del general como por la madre de la menor.
“Yo me enteré que estaba embarazada, ya que ella se bebió las pastillas y la llevé al ginecólogo y sí estaba embarazada, pero ya ella no tenía al niño. Yo no sé de quién estaba embarazada”, dijo la madre a la fiscalía durante el interrogatorio del 17 de junio del 2019.
Aunque la fiscalía asegura tener un certificado que demuestra el estado de gestación de la menor, según los abogados Ingrid Hidalgo y Fernando Pérez Vólquez, representantes legales del general, la madre presentó otro documento que certifica que dicho embarazo es falso.
Los abogados sostienen que al ser sometida a la Cámara Gesell la menor negó los hechos que se le imputan a Acosta Castellanos.
Alegan que las acusaciones formuladas contra de general están dirigidas a dañar la labor de 38 años de servicios.
Condición de la joven
Se supo de manera extraoficial que la menor víctima de abuso sexual por parte de los oficiales José Alejandro Acosta Castellanos y Ángel Antonio Bautista Piña padece de trastornos de conducta, por lo que debe ser medicada constantemente.
Durante el interrogatorio la madre de la menor dijo a la fiscalía que su hija no se encontraba bien, por lo que solicitaba “una solución a la situación sin que nadie caiga preso”.