Dictan prisión preventiva contra implicado en muerte de cabo policial en pica pollo de Villa Mella

Raso

El Ministerio Público de Santo Domingo Este obtuvo tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, contra uno de cuatro hombres que el pasado día 2 de julio le quitaron la vida a un raso de la Policía Nacional en momentos en que éste se encontraba en el interior de un pica pollo de Villa Mella, en el municipio Santo Domingo Norte.

La medida de coerción fue dictada en contra de Pedro David Martínez contra quien el Ministerio Público presentó pruebas fehacientes de su vinculación con la muerte del cabo de la Policía Cristophel Turbí Ruiz.

Martínez fue enviado a prisión por la presunta violación de los artículos 265, 266, 295, 302, 379 y 381 del Código Penal Dominicano, que castigan la asociación de malhechores, el homicidio y el robo, así como por la violación a la Ley No. 631-16 para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados.

De acuerdo a la solicitud de medidas de coerción hecha por el Ministerio Público, el imputado Pedro David Martínez junto a los prófugos Carlos José López Bautista, Carlos Soriano Berroa (El Flaco) y Estarlyn Chávez Soriano (Pelota), llegó al establecimiento en una guagua de las denominadas plataneras, alrededor de las 10:00 de la noche, y se estacionaron en la parte de atrás del negocio.

Indica que Pedro Martínez y Carlos José López Bautista se desmontaron con armas de fuego para ejecutar el hecho. Señala que el ahora imputado neutralizó al seguridad del establecimiento, mientras López Bautista enfrentaba al cabo.

La instancia expresa que Carlos José López Bautista le gritó a la víctima “a ti te quería encontrar”, iniciando un forcejeo en medio del cual le propinó varios disparos y lo despojó de su arma de reglamento. Posteriormente, ambos malhechores salieron del lugar, se montaron en el vehículo el que se desplazaban y emprendieron la huida. Dos días después fue arrestado Pedro David Martínez, mediante orden judicial.

La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Santo Domingo Este impuso la medida y dispuso que el encartado cumpla los tres meses de prisión preventiva en la Penitenciaría Nacional de La Victoria.