Dictan prisión preventiva para exvice Guatemala

Roxana Baldetti

CIUDAD DE GUATEMALA. AFP. El presidente de Guatemala, Otto Pérez, sufrió un nuevo golpe en la crisis que acosa a su gobierno cuando un juez ordenó ayer prisión preventiva para su ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien fuera su mano derecha, por su papel en un escándalo de defraudación fiscal.

Entre tanto, nuevas protestas recorrieron las calles para exigir la renuncia del presidente, acorralado por la justicia luego que la Fiscalía y una comisión de la ONU contra la impunidad lo señaló como cabecilla de la red de corrupción.

Por otro lado, una veintena de funcionarios, incluidos 6 de los 14 ministros, han abandonado el barco de Pérez, mientras que la cúpula empresarial rompió su alianza con el gobernante y exigió su renuncia. Para Jorge Santos, director del Centro Internacional de Investigaciones de Derechos Humanos (CIIDH), el abandono de gran parte de su círculo más cercano “deja en soledad al presidente, quien sin lugar a dudas ya no ejerce más que de manera formal el papel de presidente de la República”.

Para complicar la situación del mandatario, el pleno de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala (CSJ) por unanimidad avaló un pedido de la Fiscalía para que el Congreso levante inmunidad a Pérez y pueda enfrentar cargos.