Diez años después, la princesa Letizia deja indiferentes a los españoles

lety

MADRID, AFP.- Cuando la periodista de televisión Letizia Ortiz se casó con el príncipe Felipe se esperaba que su falta de sangre real la acercase al pueblo, pero diez años después los españoles le muestran poco afecto mientras crece la popularidad de su esposo.  

La pareja, que contrajo nupcias en una gran ceremonia ante una multitud de dignatarios en la catedral de La Almudena de Madrid, celebra su décimo aniversario de boda este jueves.

Primera plebeya de la historia que puede convertirse en reina de España, esta delgada y serena nieta de un taxista, de 41 años, se ha mantenido alejada del escándalo por presunta corrupción que implica a su cuñada, la infanta Cristina, y sobre todo al esposo de ésta, Iñaki Urdangarin, y que hundió la popularidad de la monarquía.

Pero es a menudo criticada por su apariencia fría y distante en los actos públicos.   “Letizia se ha comportado siempre de una manera muy discreta, actuando siempre en segundo nivel, y eso es posible que le haya quitado algo de espontaneidad a su forma de ser y a lo mejor ha hecho que se distancie un poquito de la población”, afirma José Miguel de Elías, director del instituto de sondeos Sigma Dos.