Difieren sobre cuándo quitar recargo

POR ALEIDA PLASENCIA
Mientras el sector industrial planteó ayer la necesidad de eliminar la comisión cambiaria antes de que inicie el Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos, el equipo económico del gobierno dijo que el Estado no puede desprenderse ahora de ese instrumento porque le representa el 16% de sus ingresos, con una recaudación anual superior a los RD$20,000 millones.

En el marco de un encuentro entre el sector industrial y los secretarios, de la Presidencia, Danilo Medina; de Industria y Comercio, Francisco Javier García y Técnico de la Presidencia, Temístocles Montás, la presidenta de la Asociación de Industrias de la República (AIRD), Yandra Portela Vila, dijo que el sector empresarial “lamentablemente” va a seguir hablando de que hay que eliminar la comisión cambiaria, a pesar de que el gobierno ha planteado que no se hable de ello por ahora.

En ese sentido, el secretario Técnico de la Presidencia, ingeniero Temístocles Montás, sostuvo que no se contempla quitar “de golpe” la comisión cambiaria, sino de manera gradual, en el marco de un programa de desmonte para realizarlo en tres o cuatro años.

Las declaraciones al respecto se produjeron específicamente en un desayuno ofrecido por la AIRD a los funcionarios citados, en el Hotel Santo Domingo, para debatir sobre la necesidad de que el Poder Ejecutivo y el Congreso establezcan reglas que les permitan al país participar equitativamente en un mercado abierto y competitivo, en el ámbito del TLC con Centroamérica y los Estados Unidos, el denominado CAFTA.

Tanto Medina como Javier García y Montás expresaron, al hablar en el encuentro con los empresarios, su disposición de que se tomen medidas para producir los ajustes necesarios, a fin de que el sector industrial pueda competir en el marco del libre comercio.

Javier García, incluso, abogó por la creación de un Consejo Nacional de Desarrollo Industrial, presidido por el secretario de Industria y Comercio de turno, para el manejo de las discusiones de todas las políticas de incentivos a la industria.

Hay que empezar a tomar medidas, agregó, para mejorar la competitividad del sector industrial.

Medina, a su vez, consideró que en el ámbito de las medidas que habría que tomar para hacer competitivos a los sectores prctivos de cara al libre comercio, hay que buscar un punto de equilibrio, de manera que no se perjudique los ingresos del gobierno ni el crecimiento y desarrollo de la industria.

Dijo que el gobierno está en la mejor disposición de abocarse a discutir las reformas requeridas con el sector industrial.

Montás, a su vez, con relación a la ejecución de la reforma fiscal planteada por los empresarios, sostuvo que el compromiso que tiene el gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI), es iniciar ahora el proceso de discusión de ésta y presentar el proyecto al respecto luego de las elecciones congresionales del 2006.

No obstante, señaló que si el tema se discute de manera responsable, se podría contemplar la posibilidad de efectuar la reforma fiscal antes del tiempo previsto. “Pero antes tendría que discutirse el tema por el gabinete económico y lograr el consenso de todos los sectores involucrados”, indicó, con relación a la propuesta de reforma fiscal.

En tanto, la AIRD, en la persona de Portela Vila, dijo que el TLC con Estados Unidos y Centroamérica, el denominado RD-CAFTA “debe ir amarrado a una reforma fiscal”.

El sector industrial, en una exposición hecha por Portela Vila, en el encuentro de ayer con funcionarios del gobierno, propuso la creación de condiciones de igualdad para la industria local con los países centroamericanos que forman parte de RD-CAFTA, antes de la ratificación de dicho acuerdo.

En ese sentido, planteó la eliminación de la comisión cambiaria y los aranceles a los bienes de capital y las materias primas, entre otras medidas.