Dilema de Danilo: entre mosquitos y leones; según Balaguer

Balaguer aconsejaba “no detenerse en matar mosquitos cuando se está cazando leones” al desestimar sugerencias de colaboradores que intentaban distraerlo de su estrategia. Actualmente Danilo no puede aplicar este consejo puesto que no puede dejar de matar mosquitos, so pena que estos acaben con él; pero tiene que cazar al “león”, como leonelistas califican a Leonel; quien parece seguir la estratagema de Balaguer cuando lo favoreció en 1996.

Danilo no podrá prescindir de matar mosquitos puesto que el gobierno rompió el termómetro de la incapacidad gerencial enfrentando al dengue: Ignoró que el dengue es recurrente cada año. Desde julio/2015 comenzaron a observarse tendencias crecientes, septuplicándose casos del 2014 y de meses atrás. Cuando despertó del letargo la reacción fue tan inadecuada que la OMS lo reprendió calificándolo como el que peor ha manejado la epidemia por complicar tratamiento, hospitalizándolo, arengando hospitalizaciones de lo que debió ser atendido en atención primaria. Convocaron “operativos” para eliminar criaderos de mosquitos cuya dirección fue encomendada a quienes viabilizaron esos criaderos (ayuntamientos), por no recoger basura. Burócratas hermosamente uniformado/a/s visitaban casas para posar ante cámaras e inundaron medios con declaraciones. Fumigaron lugares olvidando que los mosquitos vuelan. Concluido el operativo anunciaron haber eliminado 800,000 criaderos, 40% de las familias dominicanas.

Como resultado los mosquitos volaron al 60% de hogares restantes y, al reproducirse entre 1 y 4 semanas, el número de casos aumentó. Durante la semana 43 correspondiendo a diez días después del “operativo” implementado la última de semana de octubre, se reportaron 967 casos de dengue: 5% más que el promedio de cuatro semanas antes y casi cinco veces el promedio semanal del 2015. (ver http://digepisalud.gob.do/documentos/?drawer=Boletines%20epidemiol%C3%B3gicos*Bolet%C3%ADn%20semanal*2015).

Habiendo más dengue después del operativo que antes, Danilo no puede aplicar el consejo de Balaguer: Tendrá que seguir deteniéndose en matar mosquitos para no magnificar su incapacidad gerencial-gubernamental.

Con el agravante que al mismo tiempo tiene que cazar los leones de Leonel, en circunstancia que éste aplica estratagemas de Balaguer: No está asistiendo a juramentaciones de candidatos como Balaguer no asistió al lanzamiento de Peynado en 1996. Leonel dice esperará que lo llamen; Balaguer estuvo “sordo, ciego y mudo”. Leonel seguirá en lo suyo, vagando por playas extranjeras lejos del candidato; como Balaguer siguió en lo suyo, inaugurando obras, sin el candidato. Balaguer exhortó votar “colorado” – no “colorao”- interpretándose morado; Leonel anunció escuchará a sus aliados como la FNP. Balaguer no votó en primera vuelta/96, Leonel no asegura que estará en el país el 15/05/16.

Danilo no podrá seguir el consejo del Balaguer que Leonel sigue: Tendrá que seguir matando mosquitos aun cazando leones