“¡Dios mío, se me llevó mi hija”!

“¡Dios mío, se me llevó mi hija”!

Claudio Acosta, jefe de redacción en horario vespertino

“¡Dios mío, se me llevó mi hija”!.- No es la primera vez que algo así pasa y, por lo que parece, tampoco será la última, pues algunas cosas nos cuesta demasiado esfuerzo aprenderlas aunque tengamos los pies hinchados y adoloridos de tanto tropezar, una y otra vez, con la misma bendita piedra.

La seguridad de los hospitales públicos, por ejemplo, donde una particular puede disfrazarse de enfermera, acceder a la sala de post parto y llevarse una niña de tres días de nacida con la excusa de que había que tomarle la temperatura y vacunarla, para luego desaparecer con la criatura sin dejar rastros, como ocurrió el sábado en la madrugada en el hospital San Lorenzo de Los Mina, en Santo Domingo Este.

Familiares de la madre y la niña protestaron el domingo frente al centro asistencial, de donde afirman no se moverán hasta que aparezca la bebé. Ayer el vocero de la Policía, el coronel Diego Pesqueira, informó que continúan tras la pista de la desconocida, que las investigaciones están “bastante avanzadas”, y que los agentes del Dicrim están levantando evidencias en el lugar del hecho, entrevistando posibles testigos y analizando las cámaras de vigilancia, de las que se espera obtener información de utilidad para identificar a la falsa enfermera.

Al momento de escribir esta columna no había nada concreto sobre el paradero de la niña y su raptora, a pesar de que los agentes del Dicrim habían entrevistado al menos a diez personas, incluyendo médicos, enfermeras, personal de seguridad, taxistas y, desde luego, a la desconsolada madre, que poco tiene que decir en realidad sobre lo que le acaba de pasar.

Que nunca debió ocurrirle ni a ella ni a ninguna parturienta en nuestros hospitales, que no es el primer caso que registran ni la primera vez que la perpetradora se disfraza de enfermera o de doctora, lo que obliga a que nos preguntemos porqué no se han tomado las medidas necesarias para que esas cosas no sigan pasando.

Le invitamos a leer: Poder Ejecutivo cambia 15 funcionarios de un tiro