Dirección del Robert Reid niega deficiencias atención pacientes

20_09_2016 HOY_MARTES_200916_ El País8 E

La dirección del hospital Infantil Robert Reid Cabral negó que los especialistas de ese centro tarden hasta tres semanas para ver a los pacientes, sino que es todo lo contrario porque el servicio ha mejorado sustancialmente.

Los doctores José Miguel Ferreras, director del hospital, y Clemente Terrero, subdirector, hicieron la afirmación al rechazar la denuncia presentada en un artículo de opinión publicado en la edición de ayer de este diario, con la firma de Nexy D’ León.

“Con relación a los casos de los pacientes que mencionó la periodista Nexcy D’ León, sobre el niño Luis, de 6 años, tenemos que decir que estaba ingresado en la sala 326, cama 7, bajo observación por una fiebre de larga duración. Se le habían hecho todos los estudios correspondientes con el fin de establecer el diagnóstico que le provocaba esta condición.

“La doctora Dulce Vásquez, médico encargada de la sala donde estaba ingresado, lo había solicitado. Además, este caso fue asumido por la Subdirección, que es especialista en Infectología y se llegó al diagnóstico de Meningoencefalitis Tuberculosa.

“Al niño se le administraron los medicamentos y ya ha dejado de hacer fiebre. Se recupera satisfactoriamente de esta terrible enfermedad”, refieren los doctores Ferreras y Terrero en carta enviada al director de este diario, Bienvenido Álvarez Vega.

De acuerdo con sus precisiones, los otros servicios médicos que integran al equipo que atiende al infante son neurólogos, oftalmólogos y reumatólogos.

Los médicos explicaron que el paciente José Encarnación, de 14 años, afectado de falcemia homocigota, llegó al hospital con otro proceso infeccioso de larga duración y era atendido por un equipo de pediatras, hematólogos e infectólogos.

“En la investigación se aisló un estafilococo aureus, en base a esto se le cambió el manejo, después de esto, el niño se encuentra en mejores condiciones, con desaparición de las fiebres. El padre del niño está satisfecho con el manejo que le hemos dado”.

Se reducen muertes. Por otro lado, Ferreras y Terrero explicaron que en esta gestión ha bajado la mortalidad hospitalaria, pues de 843 fallecidos en el 2014 se redujeron a 663 casos en el 2015.

“La mejoría experimentada por el hospital ha sido posible porque hemos hecho una gestión moderna, optimizando la calidad de la atención basada en una intervención oportuna, un diagnóstico correcto y un manejo adecuado, disminuyendo las infecciones adquiridas dentro del hospital, garantizando los medicamentos a todos los pacientes, así como los estudios de laboratorios y otros diagnósticos requeridos”.