Director debutante logra contratar a Al Pacino

pacino

BEVERLY HILLS, California, EE.UU. AP. “Danny Collins” presenta a Al Pacino como un astro del popo veterano que todavía llena estadios, tiene un montón de fans viejas y una canción famosa con la cualidad de estímulo y respuesta como la tiene “Sweet Caroline”.   

Pero Danny Collins no es Neil Diamond.

“Puse una dosis igual de Neil Diamond y Rod Stewart, mucho Tom Jones y un poco de Barry Manilow — esos son los que la mayoría de la gente me pregunta”, dijo el guionista y director Dan Fogelman, cuyo melodrama se estrena este fin de semana.

En realidad “Collins” está inspirado en algo que le pasó a otro músico. Hace 45 años el cantautor folk inglés Steve Tilston tuvo una entrevista con una revista en la que reconoció el temor de que la riqueza y la fama afectaran negativamente su capacidad para componer. Esa declaración inspiró a John Lennon a escribirle una carta a Tilston en 1971.

“Ser rico no cambia tu experiencia de la forma en la que piensas”, escribió Lennon.

Tilston no supo de la carta hasta el 2005, casi 25 años después de la muerte de Lennon, cuando un coleccionista se acercó para confirmar su autenticidad. Una historia de 2010 sobre Tilston llamó la atención de Fogelman, pero exceptuando la parte sobre la carta de Lennon, un elemento muy importante en la historia de la película, la vida de “Danny Collins” tampoco es la de Tilston.

Tilston se mantuvo fiel a sus raíces acústicas y folk, y según Fogelman, ha tenido una vida personal y profesional feliz y productiva. Collins vendió su alma por la fama y quizá la encuentre en el lugar menos esperado: un hijo resentido que nunca conoció (Bobby Cannavale) y una agobiada gerente de hotel (Annette Bening) que no se deja impresionar por la fachada estelar de Collins, pero puede ver al hombre oculto bajo ella.

Una vez que Fogelman, de 39 años y uno de los guionistas de las películas de “Cars” de Pixar, obtuvo los derechos de la historia de Tilston creó el guion de “Collins” específicamente para Pacino, quien era uno de sus ídolos al crecer en Nueva Jersey. Esto era un gran riesgo tomando en cuenta que Fogelman no tenía relación con el actor ganador del Oscar.

“Cuando Al firmó el contrato para esta película yo era un tipo de 34 años que nunca había dirigido una película antes y era conocido por escribir películas animadas sobre autos que hablan”, dijo Fogelman. “Honestamente el simple hecho de que leyera el guion es un logro profesional. Y que luego hiciera la película es otro logro así que estoy contento”.